“Un 10% de la población española está diagnosticada de enfermedad renal crónica (ERC). Los modelos de investigación para estudiar esta enfermedad en el laboratorio son incompletos y no reproducen fielmente lo que está ocurriendo en nuestros riñones. La propuesta consiste en aprovechar las últimas tecnologías en el cultivo de células humanas para reproducir más fielmente la función y el daño del riñón y de esa manera conseguir resultados más fiables. Así lograremos predecir antes el daño renal y seremos capaces de identificar a las personas con mayor riesgo de padecerlo. Además, el empleo de estas herramientas ayudará a reducir el uso innecesario de animales de experimentación”.

Para más información puede visitar los canales informativos a través de los siguientes enlaces:

www.precipita.es
www.ciencia.precipita.es/renal
www.youtube.com/watch?y=gKKCq9zEKPI