El Hospital Clínic de Barcelona ha aplicado una nueva técnica para tratar el cáncer de riñón, la nefrectomía parcial, pionera en Europa, que consiste en extirpar los tumores en el tejido renal conservando la mayor parte del órgano posible y evitando la diálisis en el paciente.

Este tipo de cirugía se ha presentado este jueves en el primer día de la jornada Uroforum, un encuentro sobre urología organizado por el Clínic que reúne a 10 de los mejores expertos mundiales en esta disciplina médica.

Según el jefe del Servicio de Urología del Hospital Clínico, el doctor Antonio Alcaraz, este nuevo procedimiento “mejora la técnica hasta ahora aplicada para los tumores renales y tiene como objetivo evitar la nefrectomía total, que en muchos casos llevaría al paciente a la diálisis”. “Durante la nefrectomía parcial solo se extirpa el tumor canceroso o el tejido enfermo y se intenta evitar la extracción del mayor tejido sano posible”, ha aclarado el doctor.

Esta nueva técnica, que empezó a utilizarse en China, consiste en “la introducción de un catéter a través de la pierna que llega a la arteria del riñón y permite operar este órgano sin que pierda sus funciones renales”, ha explicado Alcaraz.

“Mediante la inyección de un líquido frío, se evita que el órgano sufra daños ya que se extrae más eficientemente el tumor y se mantienen las funciones del riñón, cosa que con otras cirugías no es posible”, ha añadido el doctor.

Esta técnica se ha aplicado con éxito en pacientes que tienen tumores de hasta siete centímetros y el urólogo ha recalcado que “al hacer la cirugía mediante laparoscopia, en vez de cirugía abierta tradicional, la recuperación del paciente es mucho más rápida y no hace falta tratamiento postoperatorio”.

“El médico dijo que tenía dos noticias: la primera, que tenía un tumor en el riñón, y la otra, que era operable”, ha afirmado el paciente, que añade que, desde la operación, se siente “un poco débil”, pero puede seguir haciendo “vida normal: comer, beber y conducir, excepto fumar”.

 


La nefrectomía parcial se ha aplicado en el Clínic en dos ocasiones y en enero está programada la tercera operación con este procedimiento.


En este sentido, el urólogo Raúl Martos, que junto con el doctor Alcaraz han liderado esta técnica en el Clínic, ha afirmado que “en un 70 % de los casos el paciente de tumor renal no tiene una sintomatología concreta, por lo que su detección y su diagnóstico suele ser accidental”.

“Por ejemplo, mediante ecografías o escáner se encuentra un tumor en el riñón del paciente”, ha añadido Martos.

El doctor ha recalcado que lo más importante de esta técnica es que “no solo se cura el tumor del paciente, sino que evita la diálisis y permite que la persona tenga una vida normal”.

Fuente: elperiodico.com