La lucha contra el tráfico de órganos va calando en los organismos internacionales que, paulatinamente, lo van incluyendo en sus agendas de cooperación internacional. Apenas un año después de que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobara una resolución contra el tráfico de órganos, promovida por nuestro país, España vuelve a liderar, junto con Guatemala, otra iniciativa de gran calado para prevenir y combatir la trata de personas con fines de extracción y tráfico de órganos humanos.

Se trata de una resolución que actualiza la aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas hace poco más de un año. En ella han trabajado estrechamente el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Con esta nueva resolución, España apuesta por lograr que los delitos relacionados con la trata de personas para extracción de órganos y el tráfico de órganos, se analicen desde la perspectiva de los Derechos Humanos, la salud y la óptica penal. Se trata de delitos cuya prevención y persecución requieren de la formación adecuada y la estrecha colaboración de las autoridades sanitarias y especialistas de la salud con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

La resolución también reconoce el valor del convenio del Consejo de Europa sobre la lucha contra el tráfico de órganos humanos, como primer documento legal internacional que define con precisión este delito y cuya apertura a firma se llevó a cabo en la ciudad española de Santiago de Compostela en el año 2015, en reconocimiento a nuestro país por su liderazgo en la lucha internacional contra este tipo de prácticas.

A principios de diciembre, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba que Sanidad llegó a un acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el que la ONT se encargará de la recogida y gestión de los datos mundiales de actividad de donación y trasplante de órganos en el Observatorio Global de Donación y Trasplante (GODT, por sus siglas en inglés Global Observatory on Donation and Transplantation).

En concreto, el diario oficial subraya la “extensa experiencia” del organismo que dirige Beatriz Domínguez-Gil en la “creación, mantenimiento y análisis de datos en materia de trasplantes, iniciada con las bases de datos europeas en nombre del Consejo de Europa y, posteriormente, con datos procedentes de los países de América del Sur a través del Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplante“.

De este modo, la ONT facilitará el “soporte técnico continuado” al mantenimiento y mejora del GODT. Junto a ello, gestionará los datos de los sistemas legislativos de los Estados en materia de trasplante de órganos, tejidos y células.


España vuelve a liderar, junto con Guatemala, otra iniciativa de gran calado para prevenir y combatir la trata de personas con fines de extracción y tráfico de órganos humanos.


El acuerdo conlleva una contribución financiera de 320.000 euros del Sanidad destinada a la OMS, que irá dirigida al mantenimiento del Programa de Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células. En este sentido, la OMS consultará con la ONT acerca de los proyectos o iniciativas que se llevarán a cabo con la financiación española.

Fuente: consalud.es