foto1

Con el objetivo de enseñar a los jóvenes y adolescentes a convivir con la enfermedad renal crónica y de ayudarles a afrontar el tratamiento de la misma de forma positiva, se desarrolló en la ciudad de Cuenca, del 23 al 25 de mayo,  el VII Encuentro Nacional de Jóvenes con Enfermedad Renal, que un año más, la Federación Nacional ALCER organizó conjuntamente con la Asociación provincial ALCER Cuenca,  en colaboración con una serie de entidades institucionales y privadas y al que acudieron 100 jóvenes de diferentes Comunidades Autónomas y con edades comprendidas entre los 18 y 35 años.

El Encuentro de Jóvenes contará para su inauguración oficial en el Palacio Provincial de la Excma. Diputación de Cuenca con la presencia de D. Juan Ávila, Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Cuenca, D. Julián Huete, Vicepresidente de la Diputación Provincial de Cuenca y D. Rogelio Pardo, Delegado de la Junta Castilla La-Mancha en Cuenca, así como con D. José María Saiz, presidente de ALCER CUENCA, D. Jesús A. Molinuevo, presidente de la Federación Nacional ALCER y el Doctor D. Javier Usón, jefe de Servicio de Nefrología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.

En palabras de D. Jesús Molinuevo, “el diagnóstico de una enfermedad crónica como la enfermedad renal en la adolescencia provoca que estas personas vean disminuida su autoestima y confianza, ya que supone un punto de inflexión y un cambio de vida que no todos aceptan al principio y que puede generar problemas de orden psicológico y sociales. Por ello, con el Encuentro de Jóvenes anual que celebramos, buscamos generar autoconfianza y ayudar a maximizar las capacidades de los jóvenes, tanto en el autocuidado de su enfermedad como en el desarrollo de diferentes habilidades para aumentar la autosuficiencia, con especial énfasis en la eliminación de la necesidad de la dependencia”.

A lo largo del fin de semana los jóvenes tuvieron la oportunidad de participar en diferentes talleres formativos y conferencias de educación sanitaria sobre clínica jurídica o talleres de autoempleo en pacientes con enfermedad renal. Además, se llevó a cabo un taller especial informativo sobre la propia patología durante el que los jóvenes podudieron resolver cuestiones relativas al tratamiento renal sustitutivo, el trasplante y otras cuestiones relacionadas con el autocuidado y la calidad de vida, tales como la alimentación o el ejercicio físico.

Este taller lo impartió, entre otros especialistas, por el Jefe de Servicio de Nefrología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, el doctor D. Javier Usón, D. Agustín Ortega, enfermero de la Clínica Ayster de Cuenca, el doctor Fernando Tornero, nefrólogo del Hospital del Sureste de Madrid o los coordinadores de Trasplante  del Hospital Virgen de la Luz, los doctores Cristina Lillo y Juan Bautista Araujo.

En palabras de D. Jesús Molinuevo, “desde la Federación ALCER queremos contribuir al cambio necesario de modelo del paciente, es decir, desde el paciente pasivo hacia un paciente informado, que se implica plenamente en el autocuidado de su enfermedad y tratamiento, por ello, las actividades de información y formación entre los pacientes más jóvenes son clave en este sentido”.

Además, el encuentro dio cabida a otra serie de actividades lúdicas y culturales a través de las cuáles los jóvenes pudieron compartir sus propias experiencias con otras personas que están en la misma situación.

foto2