» ALCER: Pedimos que el nombramiento del sucesor de Matesanz no se base en intereses partidistas o personales ALCER: Pedimos que el nombramiento del sucesor de Matesanz no se base en intereses partidistas o personales | ALCER

La Federación Nacional de Asociaciones ALCER, pide a las autoridades que cuando llegue el momento de nombrar un sucesor para el doctor Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), se piense en los ciudadanos, en los enfermos y no en los intereses partidistas o personales.

La ONT, explica el presidente de Alcer, Jesús Molinuevo, “ya tiene a su frente un cargo político que es su presidente y recae en el Secretario General del Ministerio de Sanidad. Por ello, a nuestro entender, el cargo de Director debe de recaer en una persona de dentro de la casa, que conozca bien cómo funciona”.

Además, sería difícilmente explicable que por intereses políticos, se estropee la entidad sanitaria española de más prestigio en todo el mundo y con ella la ‘marca España’. Añade Molinuevo.

De hecho, este fin de semana el doctor Matesanz, anunció en las XXIX Jornadas Nacionales de Personas con Enfermedades Renales, que se jubilará en los primeros meses del año que viene y apuntó que “este año se volverá a batir el récord de donantes y trasplantes en España, 42 donaciones por millón de habitantes y 5.000 intervenciones quirúrgicas al final de año, que sitúan a España a la cabeza mundial en relación a su población”.

Por otro lado, continúa explicando el presidente de Alcer, “el Consejo Interterritorial de Trasplantes se ha convertido en un órgano eficaz de coordinación de trasplantes, fomentando la solidaridad entre las diferentes regiones españolas. La preocupación de los representantes de las diferentes comunidades autónomas que lo componen por la salud de sus conciudadanos, obviando los intereses partidistas, hacen de él ejemplo de responsabilidad a seguir por otras instituciones sanitarias de nuestro país”.

Por último, desde ALCER apuntamos que “los enfermos renales consideramos a la ONT como algo propio, no en vano fuimos uno de los actores que determinó su creación en 1989 y, además, ha contribuido a salvar no pocas vidas y a mejorar la calidad de vida de las personas trasplantadas”.