Presentación (servicio alojamiento) | ALCER Presentación (servicio alojamiento) | ALCER

Presentación

Comenzamos en el año 2015 el servicio de alojamiento para personas con enfermedad renal así como sus familiares tanto para niños como para adultos y en cualquiera de las fases de la enfermedad: ERCA (Enfermedad Renal Crónica Avanzada), Diálisis y Trasplante. Este servicio está dirigido únicamente a aquellas personas que tengan que desplazarse desde su ciudad de origen hasta Madrid, ciudad donde damos esta cobertura actualmente.

Según estadísticas de la Organización Nacional de Trasplantes, en 2013, en España se realizaron 2552 trasplantes renales de los cuales 382 fueron trasplantes de donantes vivos y 2170 trasplantes de donantes cadáveres. En España hay 46 centros de trasplante renal autorizado, 39 de adultos y 7 infantiles. El trasplante de donante vivo se realiza en 14 de las 17 comunidades del territorios Nacional, por lo cual es frecuente que algunos pacientes renales tengan que trasladarse de ciudad para ser sometidos al trasplante.
Además del trasplante renal existen otros motivos por los que una persona con enfermedad renal puede desplazarse a una ciudad diferente: Instalar un catéter peritoneal o hacer una fístula intravenosa para poder dializarse, pueden ser razones más que suficientes para dar uso a este piso asistido.

Además de la carga emocional que la enfermedad renal lleva consigo tanto para el paciente como para sus familiares o cuidadores hay que resaltar que en el caso de donación de cadáver los márgenes de tiempo a través de la coordinación de trasplantes y el hospital de referencia donde se realizará el trasplante son muy reducidos, lo que supone un factor importante para el receptor y su familia, puesto que muchas veces no cuenta con tiempo suficiente para encontrar alojamiento en el momento anterior y posterior de salida del hospital.

El proceso del trasplante no sólo implica la operación y su recuperación. El paciente también deberá acudir al hospital mucho antes del trasplante para realizarse todas las pruebas que conllevan estas operaciones. Cuando el paciente es trasplantado, y si todo va bien, será dado de alta aproximadamente en una semana y las analíticas y revisiones serán pautadas en función de los parámetros clínicos y la calidad de vida del paciente Normalmente una vez que se cumpla el primer año del trasplante acudirá a consulta cada dos o cuatro meses. Durante estos periodos el paciente y sus familiares desplazados de sus lugares de origen necesitarán alojamiento; Todo esto supone una carga económica que muchas familias no podrán permitirse.

Twitter