El riñón biónico: Una enorme mejora en la calidad de vida de las personas con enfermedad renal | ALCER El riñón biónico: Una enorme mejora en la calidad de vida de las personas con enfermedad renal | ALCER

Científicos estadounidenses preparan un riñón artificial con filtros de silicio y células vivas, que podrá ser implantado a los pacientes renales liberándolos de la máquina de hemodiálisis.

El riñón biónico, a punto de entrar en su fase de pruebas en humanos,  combinará elementos electrónicos y orgánicos y tendrá un tamaño similar al de los órganos cuya función asumirá, y supondrá una mejora enorme para la vida de aquellas personas que deben conectarse varias veces a la semana a un aparato externo de hemodiálisis porque sus riñones fallan.

En la hemodiálisis, la sangre del paciente fluye a través de un filtro que elimina los desechos dañinos, minerales y líquidos innecesarios, y la sangre así tratada se devuelve a su cuerpo, ayudando a controlar la presión arterial y a mantener el equilibrio adecuado de sustancias químicas, como el potasio y el sodio.

 El nuevo dispositivo que está desarrollando un grupo de universidades estadounidenses dentro del ‘Proyecto Riñón’, PR, (https://pharm.ucsf.edu/kidney), filtrará la sangre de la persona con deficiencia renal de forma continua, en vez de requerir visitas a un hospital que duran de 3 a 5 horas o más, y desde dentro del cuerpo, ya que se implantará en el paciente.