Un total de 250 líderes políticos, funcionarios públicos, asociaciones de pacientes, expertos y representantes de la industria han participado en Bruselas en un encuentro europeo en el que buscan cómo mejorar el manejo de la diabetes, principalmente a través de la prevención secundaria y el apoyo al paciente en su convivencia diaria con la enfermedad

El European Diabetes Leadership Forum ha estado organizado por la Asociación de Diabetes de Dinamarca, y en ella han participado varios ministros de Sanidad de países miembros de la UE t diferentes personalidades como el comisario europeo de Sanidad y Consumo, Tonio Borg, quien destacó la necesidad de reforzar las acciones que se están llevando a cabo en materia de diabetes “a todos los niveles”.

De hecho, ha recordado que la Comisión Europea está comprometida con el apoyo a las acciones contra la diabetes, así como con la mejora de las condiciones de vida de las personas que la padecen mediante el intercambio de buenas prácticas en nutrición y enfermedades crónicas, la investigación en diabetes y los proyectos y colaboraciones entre los estados miembros en cuanto se refiere a prevención, diagnóstico y atención, incluyendo acciones para la puesta en marcha de planes nacionales contra la enfermedad.

En el encuentro se han recordado que la diabetes es la enfermedad crónica que más crece en todo el mundo y prácticamente todos los países están afectados por su incremento a nivel pandémico. De hecho, se estima que en 2035 habrá 38 millones de europeos con diabetes, lo que equivale a la población de Bélgica, Portugal, Grecia y Dinamarca juntas.

Ante estas previsiones, en un futuro próximo está previsto que se necesiten soluciones innovadoras en el manejo de la enfermedad a fin de evitar las “perjudiciales y costosas” complicaciones asociadas, como coágulos, insuficiencia renal, amputaciones y ceguera.

Mejorar el autocontrol de la enfermedad

Para conseguir este objetivo, es necesario combinar las mejores prácticas paneuropeas con una mayor inclusión de los pacientes en el tratamiento y el autocontrol de la diabetes.

De hecho, los resultados de un reciente estudio con más de 4.000 personas ha revelado que 2 de cada 3 pacientes con diabetes no se siente partícipe de la planificación de su propio tratamiento.

Todo esto tiene grandes consecuencias para los pacientes con diabetes, sus familiares y la sociedad en su conjunto, en un momento en el que los sistemas sanitarios disponen de menos recursos para hacer frente a la presión ejercida por el incremento de enfermedades crónicas como la diabetes.

Por ello, el presidente de la Asociación de Diabetes de Dinamarca, Henrik Nedergaard, apostó por mejorar el intercambio de conocimientos en materia de prevención de complicaciones asociadas. “Son cuestiones básicas que deben formar parte de los planes nacionales de diabetes”, defendió.