Centro de Información

¿Qué es la enfermedad renal?

La enfermedad renal crónica (ERC) es un estado caracterizado por una disminución significativa y progresiva de la función de los riñones. La ERC se define como una disminución de la función renal, expresada por un filtrado glomerular (FG) o por un aclaramiento de creatinina estimados < 60 ml/min/1,73 m2, o como la presencia de daño renal de forma persistente durante al menos 3 meses. El daño renal se diagnostica habitualmente mediante marcadores en vez de por una biopsia renal, por lo que el diagnóstico de ERC ya se establezca por un FG disminuido o por marcadores de daño renal, puede realizarse sin conocimiento de la causa. El principal marcador de daño renal es una excreción urinaria de albúmina o proteínas elevada. Dentro de la ERC se encuentran diversos estadios que estratifican el nivel de progresión de la enfermedad.

Para más información puede acceder a través del siguiente enlace

Testimonios

monasterioManuel Monasterio Pacheco: Tener una enfermedad renal crónica no ha sido ningún obstáculo para seguir compitiendo que es lo que siempre le ha gustado.

Dirige una empresa de distribución y venta de productos cárnicos en Asturias, está casado y tengo un niño de 11 años y una niña de 8 años. En mi casa desde muy pequeñito me inculcaron el deporte, desde atletismo, bicicleta de montaña, natación, vela ligera, balonmano…

Para más información puede acceder a través del siguiente enlace

Sus tratamientos

Cuando la función de los riñones llega a disminuir por debajo del 15-10%, suele ser necesario hacer un tratamiento que sustituya esta función, de no ser así, la sangre de esa persona acumularía muchas toxinas produciendo situaciones graves que podrían llegar a provocar incluso la muerte.

El tratamiento renal sustitutivo permite no sólo la supervivencia del paciente, sino también proporciona una calidad de vida aceptable permitiendo una buena integración social.

Los dos tratamientos fundamentales cuando hablamos de Enfermedad Renal Crónica Avanzada,  son:

  • La diálisis.
  • El trasplante.

Para más información puede acceder a través del siguiente enlace

La donación de órganos

La donación es un gesto altruista, considerado como el mayor acto de bondad entre los seres humanos.

En la actualidad hay miles de personas que para seguir viviendo o mejorar su calidad de vida necesitan de un trasplante.

La realidad es que las listas de espera para recibir órganos y tejidos seguirán aumentando si no se logra aumentar el número de donaciones. La única forma de resolver este problema es ser donante de órganos y animar a otros nuestros conocidos a que también lo sean; cuantos más donantes existan, mayor será el número de vidas que podrán salvarse.

Para solicitar tu carné de donante hazlo a través de este enlace

La alimentación en la enfermedad renal crónica

Los riñones se encargan, entre otras funciones, de limpiar la sangre de nuestro organismo. Cuando se produce una enfermedad renal y esta afecta de forma importante la función de ambos riñones (los riñones funcionan menos de un 50%) pueden comenzar a aparecer algunas complicaciones. La alimentación en la enfermedad renal debe ir dirigida a conseguir varios objetivos:

  •  intentar que esta enfermedad avance lo más lenta posible
  • que las comidas que tomamos no aumenten mucho los niveles de algunos tóxicos en la sangre
  • que mantengamos un estado nutricional adecuado…
  • y, en general, mantenernos en las mejores condiciones posibles.

No lo olvides: tu estado nutricional va a depender, fundamentalmente, de la alimentación que realices. La persona con enfermedad renal, a lo largo del tiempo, puede pasar por varias etapas o tratamientos: prediálisis, diálisis y/o trasplante renal.

Las recomendaciones nutricionales van a variar en algunos aspectos de una a otra etapa de la enfermedad, así mismo, dentro de una misma etapa pueden haber diferencias según el sexo, peso, talla, nivel de actividad, etc.

Para más información puede acceder a través del siguiente enlace

Ejercicio Físico

El ejercicio físico es nuestro mejor seguro de vida ya que nos ayuda a controlar algunos factores de riesgo como la hipertensión el colesterol o la diabetes, además fortalece nuestro corazón y nos ayuda a controlar nuestro peso. Un ejercicio moderado y continuado mantenido durante 30 minutos y practicado entre 3 y 5 días a la semana es algo que deberíamos mantener en nuestra vida como un hábito saludable indispensable.

Muchos pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) creen que no deben realizar ejercicio físico y mantener un cierto reposo pero esto es debido al desconocimiento con respecto a qué tipo de ejercicio deberían hacer, como realizarlo y con que frecuencia realizarlo. Sin embargo es importante que sepan que el ejercicio moderado no solo va a ayudarles a eliminar factores de riesgo que pueden ir unidos con el tiempo a la enfermedad si no que les va a hacer sentirse más fuertes en su día a día y con un mejor estado de ánimo para enfrentarse a las limitaciones y los tratamientos que exige la enfermedad. Llevar una vida lo más completa posible y normalizar nuestro día a día es importante para sentirse más fuerte física y piscológicamente y si incluimos el ejercicio en ella esto resultará más fácil.

Para más información puede acceder a través del siguiente  enlace

Aspectos Psicológicos del diagnostico de la enfermedad renal crónica

Cuando una persona recibe la noticia de que tiene una enfermedad crónica y de que debe ser trasplantada para seguir viviendo el impacto psicológico que se produce tanto a nivel personal como familiar es tremendo. El cóctel de emociones que aparecen deben ser resueltas de la mejor manera posible a través de un profesional de la psicología para que no deriven a otro tipo de patologías. Aparece el concepto de duelo. El duelo aparece como consecuencia de una pérdida, en este caso la pérdida de la salud, y por lo tanto se desencadenan una serie de emociones: En este sentido tomaré como referencia el modelo de  Kübler –Ross (1926- 2004) para describir las diferentes fases de un proceso de duelo o pérdida.

Para más información puede acceder a través del siguiente  enlace

Prestaciones sociales

Para conocer las  Prestaciones Para Personas Mayores, Personas con Discapacidad Y Personas en situación de Dependencia. Recursos Estatales y Autonómicos visita el siguiente enlace

Cáncer renal

El cáncer renal es un tipo de cáncer que surge de las células del riñón. También se denomina “carcinoma renal”. El tipo más frecuente de cáncer renal es el “carcinoma de células claras”.

El nombre de cáncer renal describe todos los tumores que se forman en el riñón, pero no todos los cánceres renales son iguales. Es importante que sepa el tipo de cáncer renal que padece (véase la pregunta 3). Los cánceres que se forman en el recubrimiento del uréter, el tubo que va del riñón a la vejiga, suelen ser más parecidos a los cánceres de vejiga, por lo que normalmente no se los llama cáncer renal.

Para más información puede acceder a través del siguiente enlace

Litiasis renal

Los cálculos se pueden definir como depósitos de sustancias químicas, normalmente sales minerales que habitualmente están disueltas en la orina alrededor de un núcleo de material orgánico o núcleo litógeno.

Dicho núcleo está formado por cuerpos extraños (gérmenes, coágulos), presentes en la orina, sobre cuya superficie precipitan otras sustancias orgánicas también presentes en ella.

Con el paso del tiempo, los depósitos tienden a hacerse cada vez más grandes, o se forman otros. Con el aumento progresivo de volumen, el cálculo puede acabar por llenar el cáliz o la pelvis renal. Si el cálculo es muy pequeño puede ser expulsado a la vejiga, y desde aquí, en un segundo tiempo, al exterior con la orina.

Hablamos de arenilla cuando los cálculos son de pequeño tamaño pero muy numerosos, y que sedimentan en la orina apenas emitida.

Para más información puede acceder a través del siguiente enlace

Realiza tu consulta

A través de este formulario puedes realizar tu consulta al Centro de Información de ALCER:

Twitter

Twitter