¿Cómo cuidarse de las enfermedades de los riñones en verano? | ALCER ¿Cómo cuidarse de las enfermedades de los riñones en verano? | ALCER

Un centro español de investigaciones ofrece varias recomendaciones para cuidar la salud de los riñones, especialmente en verano.

Las vacaciones de verano son tiempo de descanso, pero también de cierta condescendencia con los excesos tanto en las comidas como en las bebidas, los peores peligros contra el riñón.

Por ello, la Sociedad Española de Nefrología (SEN) pone en marcha una campaña de sensibilización y recomendaciones para cuidar la salud de los riñones en las vacaciones de verano, informaron el domingo los medios locales.

“Hay una cierta legitimación social de los excesos en vacaciones, frente a la que debemos cobrar conciencia porque los excesos no dan la felicidad y sí pueden resultar bastante nocivos para la salud de nuestros riñones”, advierte la presidenta de la SEN, María Dolores del Pino.

Los hábitos alimenticios perjudiciales para el corazón y el riñón están también íntimamente relacionados. Y a pesar de este desconocimiento social, las enfermedades del riñón tienen un impacto enorme en la calidad de vida de las personas, así como en el propio sistema sanitario. En España, la Enfermedad Renal Crónica (cuando los riñones no pueden ya cumplir su función) ha crecido en recientemente.

Para contribuir a acabar con este desconocimiento social de la enfermedad, la SEN ha puesto en marcha #CódigoRiñón, una iniciativa para que toda la población “empiece a hablar el lenguaje del riñón”. Y ofrece varias recomendaciones para cuidar la salud de los riñones especialmente en verano:

1. Quitar la sed debida a la pérdida de líquidos debido al sudor bebiendo únicamente agua.

2. No caer en excesos con las bebidas alcohólicas y, si se bebe, hacerlo con moderación.

3. Evitar el tabaco y no caer de nuevo en el hábito.

4. Aprovecha que tienes más tiempo para planificar mejor las comidas y comer más sano.

5. Come más pescado que carne, y alternar las proteínas del pescado blanco o azul con huevos y legumbres.

6. Vigilar la sal en las comidas tanto dentro como fuera de casa.

7. Por algo le llaman el ‘oro líquido’: decantarse siempre por el aceite de oliva.

8. Descansar no es (solo) tumbarse al sol: el ejercicio físico no sólo es compatible con el descanso, sino que te ayudará a sentirte mucho mejor.

9. ¿Eres de los que dicen que te gusta andar, pero no tienes tiempo? Aprovecha tus vacaciones. No tienes excusas para una hora diaria de paseo a buen ritmo.

10. Si quieres aprovechar el verano para adelgazar, hazlo pero con una dieta sana y equilibrada, y nunca tomes suplementos dietéticos sin ser indicados por un profesional.