A propuesta de la Consejería de Salud, el Consejo de Gobierno ha aprobado el gasto correspondiente al suministro de material, equipamientos y accesorios para prestar el tratamiento sustitutivo de la función renal por medio de diálisis peritoneal ambulatoria, por valor de 10.002.497 euros para el periodo 2014-2018.

Miquel Tomàs.

Los centros hospitalarios pertenecientes al servicio de salud deben poder prescribir el tratamiento sustitutivo de la función renal, y con antelación suficiente para que se pueda aplicar la diálisis a domicilio a partir del alta hospitalaria de los pacientes con insuficiencia renal. Se ha demostrado que dicho tratamiento aporta unas ventajas considerables a los pacientes en cuanto a la comodidad y a la disminución de las limitaciones, entre otros, y además supone un coste económico más bajo que la hemodiálisis tradicional. Por ello es necesario suministrar, instalar, supervisar y mantener los equipamientos y los accesorios necesarios en las condiciones y con los medios idóneos, según afirma un comunicado oficial de la comunidad.

Asimismo el comunicado afirma que el servicio de salud carece de medios propios para proporcionar esta prestación; no obstante, dispone de la central de compras para contratar este suministro necesario para la aplicación de las diferentes terapias ambulatorias de diálisis. También recuerda que la creación de la central de compras ha permitido homogeneizar las condiciones de compra y la logística de los productos de consumo, de tal manera que ha reducido los precios de compra, gracias al mayor volumen y al tratamiento homogéneo de los materiales. Esta gestión implica orientar a las gerencias en una dirección común y alineada con la estrategia general de la organización, concluye.