Campaña: "Da el golpe a la poliquistosis renal autosómica dominante" | ALCER Campaña: “Da el golpe a la poliquistosis renal autosómica dominante” | ALCER

Campaña: “Da el golpe a la poliquistosis renal autosómica dominante”


1Un riñón sano tiene el tamaño de un puño. Con poliquistosis renal, puede llegar a alcanzar el tamaño de un balón de rugby. Esto puede conducir a fatiga, dolor crónico e insuficiencia renal. Sin cura a la vista, y con pocas opciones de tratamiento, necesitamos tu ayuda para reca2udar fondos y llevar a cabo investigaciones clave.

La poliquistosis renal es una enfermedad debilitante para toda la vida que afecta aproximadamente a 12,5 millones de personas en el mundo. La poliquistosis renal es una enfermedad hereditaria. Esto significa que los padres afectados pueden transmitirla a sus hijos, de forma que acabe afectando a familias enteras. Sin cura a la vista, necesitamos tu ayuda para recaudar fondos y llevar a cabo investigaciones clave.

Imagina que tus riñones cuadriplicaran el tamaño de un riñón sano (hasta alcanzar el tamaño de un balón de rugby) y pesaran hasta cien veces más. Esto es lo que ocurre con la poliquistosis renal. Algunas personas se enfrentan a fatiga, dolor crónico e insuficiencia renal. Sin cura a la vista, necesitamos tu ayuda para recaudar fondos y llevar a cabo investigaciones clave.

dona

 


 

 

Twitter