El 69 por ciento de los pacientes crónicos españoles no sabe cómo acceder a su historia médica, el 74 por ciento cree que deberían poder acceder a toda su información sanitaria y el 54 por ciento señala que poder acceder a sus historias clínicas de forma on line compensa los riesgos derivados para su privacidad, según una reciente encuesta.

El 69 por ciento de los pacientes crónicos españoles no sabe cómo acceder a su historia médica, el 74 por ciento cree que deberían poder acceder a toda su información sanitaria y el 54 por ciento señala que poder acceder a sus historias clínicas de forma on line compensa los riesgos derivados para su privacidad, según una reciente encuesta.

En este sentido, los resultados han mostrado una preocupación ligeramente menor por la privacidad de sus historias clínicas electrónicas (73%), que por otros datos de carácter personal que se guardan en formato digital, como los de la banca electrónica (80%), uso de tarjetas de crédito en tiendas (80%) y compras por Internet (82%).

Asimismo, y al margen de poder acceder a sus datos médicos, el 90 por ciento de las personas que padecen enfermedades crónicas en España también quiere tener control sobre sus datos sanitarios, aunque más de la mitad (56%) considera que en la actualidad tiene “poco o ningún” control sobre su información médica.

Por otra parte, el estudio ha desvelado que, dependiendo del tipo de enfermedad crónica que padezcan, existen diferencias en la capacidad de control sobre sus datos sanitarios. Por ejemplo, tres de cada cuatro (75%) pacientes con ictus aseguran que tienen algún control sobre sus datos, frente a sólo un 46 por ciento de las personas con cáncer.

Ahora bien, el 88 por ciento de estos pacientes reconoce participar de forma activa en el diagnóstico, en el tratamiento y, el 78 por ciento en el cuidado diario de su salud.

“Los sistemas sanitarios tendrán que adaptarse a una nueva generación de pacientes que muestra una actitud más proactiva hacia el cuidado de su salud y exige mayor transparencia. Los pacientes quieren poder acceder a sus datos personales por Internet, por lo que es de esperar que, cada vez más, demanden la posibilidad de gestionar algunos aspectos de su tratamiento. Esta tendencia generará una sanidad más eficaz y accesible, en la que los pacientes serán más responsables de su salud”, ha indicado Baltasar Lobato, responsable de Accenture, consultoría para el sector sanitario en España que ha llevado a cabo dicho trabajo.

La encuesta realizada a 1.009 personas en España, 473 de ellas sanas y las restantes 536 con 11 enfermedades crónicas: artritis, asma, cáncer, cardiopatía, depresión, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), hipertensión, ictus, obesidad mórbida y osteoporosis.

fuente: medicosypacientes.com