El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) recurrirá administrativamente la decisión del ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de aplicar un nuevo copago a los medicamentos dispensados en el entorno hospitalario para pacientes no ingresados, según ha informado a través de un comunicado.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) recurrirá administrativamente la decisión del ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de aplicar un nuevo copago a los medicamentos dispensados en el entorno hospitalario para pacientes no ingresados, según ha informado a través de un comunicado.

Como explicó el CERMI en su escrito “una vez examinada la resolución de 10 de septiembre de 2013, de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia publicada el pasado día 19 de septiembre en el Boletín Oficial del Estado, el CERMI entiende que hay motivos formales y de fondo para oponerse a esta decisión, por lo que cabe plantear un recurso a fin de dejarla sin efecto”.

Entre los motivos de forma, el CERMI ha destacado que “el acto administrativo que establece este nuevo copago farmacéutico no ha sido sometido a trámite de audiencia, como obliga la legislación vigente, de los sectores sociales concernidos por la decisión, como es el de las personas con discapacidad y sus familias, que en muchos casos son usuarios de esta prestación, por lo que procedería declararlo nulo”.

En cuanto a los motivos de fondo, más allá de la búsqueda ávida de ahorros económicos para el sistema que es el único que cabría esgrimir, el CERMI considera que “la decisión sorpresiva de Sanidad lesiona el derecho de los pacientes con discapacidad a una atención sanitaria de calidad consagrada en el artículo 25 de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, firmada y ratificada por España”.