El pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado por una unanimidad una proposición no de ley por la que instan al Gobierno a “optimizar” todos los recursos disponibles para garantizar el modelo español de trasplantes y donación de órganos, y a seguir apoyando e impulsando la planificación de las unidades hospitalarias dedicadas a esta actividad

La iniciativa había sido propuesta por el Grupo Parlamentario Popular pero finalmente se ha transaccionado para incorporar algunos aspectos de las enmiendas presentadas por la Izquierda Plural y el Grupo Socialista, para pedir que todas las medidas adoptadas para mejorar el sistema se tomen “desde el criterio y la evidencia científica”.

Con esta propuesta el Congreso ha expresado su reconocimiento y apoyo a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y a su “carácter de referencia internacional como organización pública, accesible y de calidad de donación altruista”.

Sin embargo, los “populares” defendían en su exposición de motivos que para garantizar la sostenibilidad del modelo español es necesario reforzar algunos aspectos y, por ejemplo, citaban un reciente documento de la ONT que reveló como algunos centros españoles habían incumplido con la actividad mínima de trasplantes considerada tolerable por este propio organismo, fijada en entre 15 a 20 intervenciones por año.

En concreto, se vio que en el caso de los trasplantes cardiacos en 2012 se realizaron 247 intervenciones, 13,3 por hospital, por lo que determinaron que debía racionalizarse el número de hospitales que los realizan (actualmente hay 18 unidades más dos específicas para casos pediátricos) y proceder a la concentración de unidades de referencia de máxima calidad”.

www.medicosypacientes.com