El Comité de Ministros del Consejo de Europa ha adoptado un acuerdo internacional para que el tráfico de órganos humanos para el trasplante sea un delito, proteger así a las víctimas y facilitar la cooperación a nivel nacional e internacional con el fin de perseguir con mayor eficacia los responsables de la trata de personas.

La Convención pide a los gobiernos tipificar, como delito penal, la eliminación ilegal de órganos humanos de donantes vivos o fallecidos cuando:

  • la extracción se lleve a cabo sin el consentimiento libre, informado y específico del donante vivo o fallecido
  • cuando, a cambio de la extracción de órganos, el donante vivo (o un tercero), recibe un beneficio económico o una ventaja comparable
  • cuando, a cambio de la extracción de órganos de un donante fallecido, una tercera persona recibe un beneficio económico o una ventaja comparable

El Convenio también prevé medidas de protección y compensación para las víctimas, así como medidas de prevención para asegurar la transparencia y el acceso equitativo a los servicios de trasplante.

Debido a su alcance en todo el mundo, el Convenio se firmará en breve por los Estados miembros y los Estados no miembros del Consejo de Europa. España se ha ofrecido a acoger la ceremonia, dado su relevante papel histórico en contra de la comercialización y tráfico de órganos para trasplante. La ceremonia de firma se programará para finales de 2014 o comienzos de 2015.

Pueden consultar el texto del convenio en:

https://wcd.coe.int/ViewDoc.jsp?Ref=CM(2013)79&Language=lanEnglish&Site=CM&BackColorInternet=DBDCF2&BackColorIntranet=FDC864&BackColorLogged=FDC864

así como el Informe explicativo en:

https://wcd.coe.int/ViewDoc.jsp?Ref=CM(2013)79&Ver=add&Language=lanEnglish&Site=CM&BackColorInternet=DBDCF2&BackColorIntranet=FDC864&BackColorLogged=FDC864