España batió el pasado año su propio récord en trasplantes y donantes, con cifras que alcanzaron máximos históricos -4.212 y 1.667, respectivamente- , pero además se han reducido de una forma significativa las negativas de familiares a donar órganos de los fallecidos, de un 19% a un 15,3%. Estos son algunos de los datos ofrecidos por el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, quien ha comparecido hoy junto a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, para hacer balance de la actividad en esta materia en 2011, año en el que se realizaron 500 trasplantes más que en el anterior.

Los trasplantes renales (2.494), hepáticos (1.137)y de páncreas (111) alcanzaron cifras récord, como también el número de donantes en general, 167 más que el año anterior, lo que permitió llegar a la proporción de 35,3 donantes por millón de personas.

El aumento en más de un 12 por ciento, respecto a 2010, de los trasplantes renales se debe en buena medida al incremento en un 30 por ciento de la donación de riñones de personas vivas: en total se realizaron 312 trasplantes con esta modalidad que, según Matesánz, «ha arraigado bien en España».

Envejecimiento

Los trasplantes de corazón y pulmón, 237 y 230, respectivamente, se han comportado de la misma forma que en 2010 o incluso podrían haber descendido ligeramente, ya que el donante español «va teniendo un proceso de envejecimiento progresivo, que se traduce en que sean órganos más difíciles de conseguir». No obstante, la demanda de trasplantes torácicos tampoco ha crecido.

Ese proceso de envejecimiento de los donantes y la reducción drástica de la siniestralidad vial han producido un cambio en la edad de quienes donan sus órganos y al hecho de que, por primera vez, más de la mitad de ellos (un 53,7%) supere los 60 años.

Los de menos de 45 años sólo son el 18,4 por ciento de los donantes. La edad media de los donantes en general se ha incrementado en dos años hasta situarse en los 58,9. Los donantes por accidente de tráfico también continúan bajando: sólo el 5,1% de este tipo de donantes habían fallecido en un accidente de tráfico.

Por CC.AA.

El número de donantes creció en 2011 en casi todas las comunidades autónomas pero Andalucía (261 donantes) y Cataluña (238) son en las que más aumentaron en términos absolutos, aunque Cantabria sigue encabezando el ránking de donantes por millón de personas.

Junto a Cantabria se sitúan La Rioja, Asturias, País Vasco y Castilla y León, que superaron los 40 donantes por millón de personas. Por el contrario, son dos las comunidades autónomas en las que el número de donantes disminuyó el año pasado con respecto al anterior: Madrid, que pasó de 231 a 215 y Canarias, de 75 a 73.

Matesanz ha destacado el esfuerzo de la sociedad española, que ha hecho bajar en cuatro puntos las negativas familiares a donar y que de cada cuatro familias, 85 digan que sí a la donación, si se les pide. Pero también ha subrayado la reducción de las listas de espera que han bajado en torno a un 5% el pasado año.

La ministra Ana Mato ha destacado estos datos «magníficos» y ha valorado el esfuerzo de la sociedad española, «que ha vuelto a hacer una demostración de solidaridad en plena crisis económica y social».

La responsable de Sanidad ha insistido en este balance «muy positivo» de la que es responsable, en su opinión, la sociedad española y su «generosidad». También ha remarcado la «fortaleza» del sistema nacional de trasplantes, que es líder desde hace veinte años en esta materia, desde que se creó la ONT, fecha a partir de la cual se han realizado 81.909 trasplantes en España.

En concreto, hasta el 1 de enero de 2011 se han realizado en el país 51.909 trasplantes renales, 19.399 hepáticos, 6.528 cardiacos, 2.702 pulmonares, 1.342 de páncreas y 89 intestinales. Actualmente, hay 179 hospitales autoridades para la donación y 43 de ellos para trasplantes, una dotación para un país con 47,2 millones de habitantes.

fuente: ABC