España, Italia y Portugal intercambiarán donantes de riñón | ALCER España, Italia y Portugal intercambiarán donantes de riñón | ALCER

España, a través de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Italia y portugal están trabajando conjuntamente para elaborar un programa internacional de trasplante renal cruzado, que facilitará el intercambio de donantes.

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) está trabajando en un proyecto piloto con Italia y Portugal para poner en marcha un programa internacional de trasplante renal cruzado que permita intercambiar donantes cuando no se encuentre un riñón compatible en sus sistemas nacionales. En España, actualmente representan ya hasta un 10 por ciento de todos los trasplantes de donante vivo que se realizan.
“El objetivo es empezar el pilotaje este año para ir definiendo poco a poco el protocolo de funcionamiento”, según Beatriz Domínguez-Gil, directora de la ONT, que participa este jueves en una reunión de la Alianza de Trasplantes del Sur en Roma (Italia).
Las opciones de trasplante que ofrece este intercambio de donantes son cruces simples, a tres o más bandas (el más largo hasta ahora ha incluido seis trasplantes) o a partir de un donante altruista, figura que también se conoce como ‘buen samaritano’ (hasta la fecha han participado diez).
Uno de los puntos fuertes del programa español es que cuenta con un registro nacional de parejas donante-receptor y una aplicación informática que permite agilizar las posibilidades de intercambio entre las parejas incluidas en cada momento, cuyo software también ha sido cedido a Italia para complementar su programa.

España tiene 106 parejas esperando
A fecha de 31 de diciembre de 2016, la ONT tenía 106 parejas de donantes y receptores. No obstante, los pacientes inscritos en este programa siguen estando en la lista de espera de donante fallecidos. Varias veces al año se evalúan las posibles combinaciones entre los candidatos con el fin de conseguir nuevas parejas compatibles y, de hecho, según la directora general de la ONT, con este proyecto “la idea es que cada país haga su cruce de parejas, y los que no consiguen trasplantarse son los que se incluirían en este programa internacional”.
Las tasas de encontrar un donante en el programa español están en un 27,9 por ciento y se pueden elevar hasta un 33,6 por ciento cuando hay opción de un donante ‘buen samaritano’. Las primeras pruebas de compatibilidad que ya se han llevado a cabo con Italia apuntan a que con este programa internacional “las probabilidades de encontrar un donante podrían ser aún mayores”, ha avanzado Domínguez-Gil.

Programa con complejidades logísticas
“La clave de esta iniciativa es que añadimos hetereogeneidad genética al programa, ya que el problema de muchas parejas es que no encuentran un donante por incompatibilidad con su DNI celular”, según ha explicado la responsable de la ONT, que reconoce que este tipo de iniciativas también tiene sus complejidades desde el punto de vista logístico.
Las nefrectomías que se realizan en España a estos donantes se hacen de forma simultánea para evitar que alguno de ellos revoque su consentimiento en el último momento o algún receptor se quede sin trasplantar. Por ello, ha remarcado Domínguez-Gil, la decisión de hacer un programa a nivel internacional “sólo es posible porque los tres países funcionan con los mismos protocolos”.