• Sanidad ignora sistemáticamente la hepatitis C, pero se acuerda de ella en su primer “medicamentazo” de farmacia hospitalaria
  • El 65% de los casos de la hepatitis C se contagiaron dentro del entorno hospitalario o por transfusiones de sangre y los afectados no deberían pagar para curarse

La medida restringe aún más el acceso a los tratamientos de los pacientes con hepatitis C y FNETH pedirá formalmente su retirada   

La Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH), organización miembro de COCEMFE y como entidad que representa a 18 asociaciones de enfermos hepáticos de toda España, denuncia a la Administración sanitaria por silenciar e ignorar sistemáticamente la alta prevalencia y necesidad de recibir tratamiento de los pacientes con hepatitis C, y critica que, en cambio, se haya acordado de estos enfermos al aprobar su primer “medicamentazo” en farmacia hospitalaria.

Una prueba fehaciente del silencio administrativo de las autoridades españolas es que la página web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad no incluye ninguna referencia a la hepatitis C como una enfermedad transmisible, cuando está reconocida así por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De hecho esta omisión se puede comprobar en: http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/home.htm

La publicación en el BOE de la resolución del Real Decreto-ley 28-2012, que impone un copago de un 10% de ciertos fármacos de dispensación hospitalaria ambulatoria, hasta un límite de 4,20? por envase, aún restringe más el acceso a la medicación y la curación de los pacientes con hepatitis. Según esta resolución, los afectados tendrán la obligación de pagar de su bolsillo un copago por los dos fármacos necesarios para su curación, el interferón y la ribavirina.

Además, un alto porcentaje de casos de hepatitis C, el 65% según un estudio de FNETH, del año 2012, corresponde a pacientes que han sido infectados en el medio sanitario o a través de transfusiones. “Es inconcebible que los pacientes con una hepatitis C, una enfermedad que mayoritariamente está causada por transfusiones e infecciones contraídas en el medio sanitario sufran este perjuicio para su salud y tengan que pagar para curarse”, argumenta Antonio Bernal, presidente de la FNETH.

“El problema no es el precio, que socialmente puede parecer una aportación mínima, sino la filosofía de la medida. Si ahora se pide esta aportación, y se están restringiendo estos tratamientos, por razones económicas, ¿qué pasará cuando se diagnostique a los más de 400.000 afectados que aún desconocen que padecen la enfermedad?”, señala Bernal.

Por estas razones, FNETH reclamará formalmente por escrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad la retirada de esta medida que atenta contra el acceso a los tratamientos de numerosos pacientes hepáticos y solicitará una reunión con su titular, la ministra Ana Mato, para que rectifique y retire la medida aprobada.

Asimismo, la FNETH se va a plantear impulsar una reclamación conjunta de todos los afectados por transmisión de la enfermedad hepática en el medio sanitario. La Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH) es una entidad, sin ánimo de lucro, constituida en 2004. Engloba a dieciocho asociaciones de enfermos hepáticos de todo el territorio nacional y vela tanto por los intereses de los 5.500 pacientes ya asociados, como por los de 1.100.000 personas infectadas por las hepatitis en España.