Las personas con disfunción renal pueden requerir exámenes más profundos para detectar posibles riesgos de desarrollar cáncer.

Según un estudio publicado en Journal of the American Society of Nephrology (JASN), la función renal reducida puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer renal y urotelial. Estos descubrimientos sugieren que los pacientes que padecen esta enfermedad pueden beneficiarse de exploraciones más detalladas para estos tipos de cáncer.

Para la investigación, Alan Go, de Kaiser Permanente Northern California (EE.UU.) y su equipo analizaron la información de cerca de 1,2 millones de miembros adultos del Kaiser Permanente en California del Norte que tenían una media de 40 años y no tenían historial de cáncer, diálisis o trasplantes. La función renal fue medida por un índice de filtración glomerular estimado (IFGe), con una función renal normal por encima de 60 ml/min/1,73m² y un fallo renal por debajo de 15 ml/min/1,73m².

Durante más de 6 millones personas-año de seguimiento, 72.875 individuos desarrollaron cáncer. Los mayores descubrimientos fueron: los individuos con un IFGe de 45 a 59 tenían un incremento del 39 por ciento de cáncer renal; los individuos con un IFGe de 30 a 44 presentaban un riesgo del 81 por ciento; los individuos con un IFGe más bajo de 30 sufrían un riesgo incrementado al 100 por cien, estos estaban también expuestos a un incremento del 48 por ciento de cáncer urotelial. No obstante, no hubieron vínculos entre el IFGe y otros tipos de cáncer como el cáncer de próstata, de mama, de pulmón y cáncer colorrectal.

Los investigadores vieron que varios mecanismos biológicos podían ayudar a explicar las relaciones observadas en este estudio. Por ejemplo, la disfunción renal causa un estado de inflamación crónica y estrés oxidativo.

www.diariomedico.com