La Generalitat de Cataluña crea un plan específico para mejorar la coordinación entre los servicios sociales y sanitarios, que afecta especialmente a pacientes con enfermedades crónicas y dependientes

Actualmente, un porcentaje muy alto de pacientes crónicos se encuentra ingresado en camas hospitalarias, por este motivo, la Generalitat pone en marcha un plan para aumentar la coordinación de los servicios sociales y sanitarios con el fin de llevar a cabo una atención más adecuada desde los recursos sociales.

En rueda de prensa tras el Consell Executiu, el conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, y la consellera de Bienestar Social y Familia, Neus Munté, han celebrado la puesta en marcha del plan como “un paso más para enlazar recursos” y crear rutas compartidas de los servicios, en línea con el Plan de Salud de Catalunya 2011-2015, centrado sobre todo en la atención de los pacientes crónicos.

Según cifras de la Generalitat, los pacientes crónicos protagonizan al año 50.000 ingresos hospitalarios en gran medida evitables, y pese a representar el 6% de la población, tienen un coste para el sistema de 9.000 euros por cápita frente a los 1.130 de la población general, el 47% del gasto farmacéutico, el 63% hospitalario y el 96% sociosanitario, en un contexto en el que el envejecimiento de la población hace prever un crecimiento de este colectivo.

De hecho, las enfermedades crónicas se convertirán en la causa principal de discapacidad en 2020, y en 2030 se doblará la incidencia actual de estas dolencias, ha recordado el Govern, que ha confiado en que el nuevo plan culmine con la creación de una red de servicios centrada en las personas, integral e integrada que garantice la continuidad en el uso de recursos.

El plan interdepartamental, que no tiene un coste económico adicional asociado y se llevará a cabo mediante la reordenación de recursos ya existentes, contempla así que los ingresados en residencias catalanas estén controlados por los equipos de atención primaria próximos, compartiendo la historia clínica y facilitando la extensión de la receta electrónica.

Asimismo, y en relación con la salud mental, pretende desarrollar el modelo de atención integral, lo que incluye el diseño de un “nuevo escenario de los servicios sociosanitarios y de salud mental”, con la creación de un gran sector de atención a las estancias de larga duración.

Ruiz ha destacado que, hasta la fecha, los servicios han funcionado bien, pero tienen “margen de mejora”, y ha recordado que los planes parciales llevados a cabo en diferentes puntos de Catalunya para cambiar el modelo de atención sanitaria a los crónicos han demostrado su eficacia y han ofrecido buenos resultados.

“Elevamos a categoría de normal una serie de prácticas que se están llevando a cabo” con el consenso de los profesionales, ha indicado el titular de Salud, que ha explicado que el acuerdo del Govern formaliza esta idea.

Munté, por su parte, ha recordado que el plan de Govern 2013-2016 ya contempla entre sus objetivos una mejor coordinación de los servicios asistenciales públicos y una mayor interrelación de los sistemas social y sanitario.

Fuente: www.medicosypacientes.com