“La ONT apuesta por racionalizar el número de hospitales que realizan trasplante cardíaco y concentrarlos en unidades de referencia nacional de máxima calidad”.  Así lo ha asegurado el director de la ONT, Rafael Matesanz, durante la presentación  en rueda de prensa del “Manual Valdecilla de… Trasplante cardíaco”, celebrada en la sede de la ONT. Se trata de un texto redactado por los profesionales del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander.

Matesanz estuvo acompañado en este acto por Jesús Gutiérrez-Morlote, jefe del servicio de Cardiología del hospital cántabro y Cesar Pascual, gerente del centro. Para el director de la ONT, el hospital santanderino es un buen ejemplo del modelo de unidad de trasplante cardíaco hacia el que debe tender nuestro país. Es un centro de referencia en trasplante cardíaco para Cantabria, País Vasco y la Rioja. Desde que inició su actividad en este campo en 1984, ha realizado 590 trasplantes, lo que supone cerca del 10% de todos los trasplantes cardíacos en nuestro país (6.775 al cierre de 2012);

Valdecilla es también el único hospital español, junto con el Doce de Octubre de Madrid, que cuenta desde 2012 con el certificado de Calidad ISO 9001:2008 para todo el proceso de donación y trasplante cardíaco, desde la selección del candidato al trasplante hasta los cuidados posteriores a corto, medio y largo plazo.

A ello se suma, la publicación del manual sobre trasplante cardíaco  que recoge los protocolos del proceso de donación y trasplante del hospital, en línea con el programa Marco de Calidad y Seguridad que está desarrollando la ONT. “Este hospital ha apostado por el trasplante cardíaco tanto cuantitativa como cualitativamente” ha asegurado Matesanz.

Lista de espera para trasplante cardíaco

Matesanz hizo referencia al descenso en el número de pacientes en lista de espera para un trasplante, debido fundamentalmente a un mejor manejo de la insuficiencia cardíaca y a los cambios epidemiológicos y demográficos que se registran en nuestro país: “Hoy las indicaciones del trasplante cardíaco son mucho menores que hace diez”.

Los datos de la ONT demuestran este descenso. En los últimos doce años, los pacientes incluidos en lista de espera para un trasplante cardíaco se han reducido cerca de un 50%. El año pasado se efectuaron en España 247 trasplantes cardíacos, lo que supone una media de 13,3 trasplantes por hospital/año.

Esta reducción progresiva de actividad, junto con el cambio de perfil tanto en los donantes (mayor edad y porcentaje de donantes por accidentes cerebrovasculares) como de receptores (mayor porcentaje en situación de urgencia), así como la necesaria racionalización del gasto aconsejan concentrar la actividad en unidades de referencia, tal como se recoge en el documento “Criterios de planificación de trasplantes” elaborado por la ONT el pasado año. En este documento se establece una cifra de 15 trasplantes cardiacos como mínimo anual y al menos 20 al año como deseable.

Como explicó Gutiérrez-Morlote, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, la unidad de trasplantes cardíacos de este centro ha superado este promedio y registra un crecimiento constante en los últimos cinco años.

Si en 2009 realizó 14 trasplantes de este tipo, en 2012 esta cifra se elevó a 20, lo que le ha llevado a ocupar el tercer puesto, junto con Puerta de Hierro, en actividad trasplantadora en la clasificación por hospitales, detrás del hospital la Fe de Valencia y del CHUAC de la Coruña.

Este incremento continúa. En lo que llevamos de año, a fecha 28 de octubre, ya ha efectuado 23 trasplantes de corazón.

El programa de trasplante cardíaco de Valdecilla también ha logrado un buen resultado en lo que se refiere a tiempo medio de supervivencia, que se sitúa en los 12 años, un indicador similar al de los centros líderes en el mundo este tipo de trasplantes. “Valdecilla es además uno de los centros con menor mortalidad en el postoperatorio inmediato” ha añadido Gutiérrez-Morlote.

Manual Valdecilla de trasplante cardíaco

La mayor actividad del centro en este campo, la acreditación de calidad ISO 9001:2008 y el deseo de mejora continua llevó a los profesionales del Servicio de Cardiología a plantearse la necesidad de revisar y actualizar los protocolos utilizados.

El resultado  se recoge en el manual presentado, una eminentemente práctica viene a llenar un hueco existente en la literatura científica en español sobre este tipo de terapia. En su redacción han participado médicos y enfermeros de Hematología, Anestesiología, Enfermedades Infecciosas, Admisión, Cirugía Cardiovascular y Cardiología.

En él se abordan aspectos como el estudio del paciente candidato al trasplante cardíaco, las indicaciones, contraindicaciones y factores de riesgo,  soporte mecánico como puente para el trasplante, selección y manejo del donante cardíaco, cirugía del trasplante cardíaco, postoperatorio inmediato, inmunosupresión, rechazo del injerto, infecciones del paciente trasplantado, complicaciones no cardiológicas que puede sufrir el enfermo a medio y largo plazo, supervivencia y calidad de vida tras el trasplante, cuidados de enfermería y protocolo de seguimiento a medio y largo plazo del paciente trasplantado. El texto también incluye recomendaciones para el paciente tras el alta.

En opinión de Gutiérrez-Morlote, el éxito de un trasplante se fundamenta en un enfoque disciplinar. Comienza con la adecuada selección y manejo clínico del receptor antes de la intervención y del donante. También son fundamentales los Cuidados Cardíacos Agudos o Críticos experimentados durante el postoperatorio inmediato al trasplante, la prevención y el tratamiento de complicaciones como el rechazo del injerto o las infecciones que pueden limitar la vida de los pacientes o disminuir su calidad de vida.

Por su parte Cesar Pascual, gerente del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, subrayó la vocación de este centro por seguir siendo un referente nacional, caracterizado por la motivación profesional, la calidad de los programas y el  afán de innovación.

En el campo de los trasplantes, Valdecilla fue pionero en el trasplante cardíaco en nuestro país, iniciando su actividad en 1984 junto a Puerta de Hierro de Madrid, Santa Creu i San Pau de Barcelona y la Clínica Universitaria de Navarra.