» La protección social y laboral de los donantes vivos de un órgano llega al Congreso La protección social y laboral de los donantes vivos de un órgano llega al Congreso | ALCER

La Federación Nacional de Asociaciones ALCER aplaude la iniciativa del grupo parlamentario socialista que ha presentado una proposición no de Ley ante el Congreso de los Diputados que tiene por objetivo proteger social y laboralmente a los donantes de un órgano en vida, y que será estudiada por la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales.

Está proposición de Ley llega después de que ALCER hiciera llegar esta petición a dicha comisión en la reunión celebrada con motivo del Día Mundial del Riñón el pasado día 9 de marzo.

ALCER ve prioritaria esta protección ya que la persona que decide realizar una donación en vida tiene que perder días de trabajo, el motivo es que debe acudir para realizar las pruebas de compatibilidad con el receptor antes de la operación, y que en el postoperatorio puede ser largo y no está exento de sufrir complicaciones.

El Director de la ONT, el doctor Rafael Matesanz pidió una modificación legal que otorgue una protección social y laboral para las personas que deciden donar un órgano en vida similar a las que tienen las mujeres durante el embarazo y postparto, para evitar que tengan problemas en sus puestos de trabajo por este motivo. Matesanz realizó estas declaraciones en su última intervención durante la celebración anual de la Reunión Nacional de Coordinadores de Trasplante y Profesionales de la Comunicación celebrada hace unos días en Zaragoza.

Matesanz ha confiado en que el Gobierno lleve a cabo esta modificación legal y ha considerado que la desprotección que ahora tienen estos donantes ha podido ser la causa de que hayan bajado este tipo de donaciones.

De hecho, el donante renal vivo alcanzó su cifra récord en 2014 con 423 donaciones, pero en los dos años siguientes ha caído, ha señalado Matesanz, quien ha incidido en que la protección social “puede ayudar” a incrementar esos datos.