Las asociaciones de pacientes y consumidores, tras valorar la aplicación en España de la Normativa Europea sobre los derechos de los pacientes en la asistencia transfronteriza, que entrará en vigor el próximo 25 de octubre, demandan que no se bajen los niveles de protección y calidad de la sanidad en España para equipararse con otros países recientemente incorporados a la Unión Europea, que poseen menos derechos

Así lo pusieron de manifiesto en la IV mesa redonda de la “Jornada para analizar la aplicación en España de la Normativa Europea sobre los derechos de los pacientes en la asistencia transfronteriza” que organizó el viernes la OMC en la sede del Parlamento Europeo, en Madrid. Esta cuarta mesa estuvo moderada por el Dr. Jerónimo Fernández Torrente, vicesecretario de la OMC y en ella participaron Gustavo Samayoa, presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios, y Fernando Torquemada, representante de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).

La principal preocupación del Consejo de Consumidores y Usuarios tras analizar la normativa es la de que “no se bajen los niveles de protección. La UE se esté convirtiendo en una unión de muchísimos más países que poseen menos derechos en el ámbito sanitario, pero no por ello nosotros tenemos que recortarlos” aseguró Gustavo Samayoa en su intervención.

El representante de los Consumidores y Usuarios mostró preocupación por el derecho al acceso real y efectivo de los ciudadanos de especial protección como los inmigrantes, discapacitados, personas mayores etc… al servicio sanitario de otro estado de la UE. “Son colectivos que hay que tratar de una manera especial y no sabemos si a inmigrantes reconocidos en España como ciudadanos se les va a proporcionar la misma asistencia fuera de nuestro país o si ciudadanos de Rumanía, por ejemplo, que tienen menos niveles de protección en su país, se les va ofrecer la misma cobertura que en su país o se hará en función de las prestaciones que existen en España. Todo eso nos preocupa” y añadió que “la aplicación de las normas a la hora de la verdad, deja mucho que desear”.

Otra de las grandes reivindicaciones del presidente del Consejo de Consumidores es la demanda de trasladar y ofrecer información a los usuarios de la sanidad porque “tener la información es básico para que esta directiva se haga efectiva en nuestro país, si los ciudadanos la desconocen no demandarán su aplicación” y añadió que “ese intento de armonizar el derecho comunitario tiene que venir acompañado de difusión e información”.

También mostró su intranquilidad por la falta de información de la Directiva sobre los reembolsos. Según Samayoa no se sabe de qué manera se va a llevar a cabo el proceso para que los pacientes reciban la asistencia sanitaria cuando la necesitan “todo este proceso debería ser posterior a la atención médica”.

Otra de las inquietudes de los usuarios es el tema de la atención completa puesto que, según Gustavo Samayoa, la Directiva dice que los tratamientos de coste elevado “se darán con lupa”. “Nosotros creemos que hay que dar el tratamiento integral al margen de cómo, dónde y cuándo y posteriormente buscar las responsabilidades jurídicas” ? aseguró.

Durante su exposición destacó la importancia de la historia clínica porque “el paciente debe de poder ser tratado por un médico esté donde esté y para ello tiene que tener su historial clínico y eso es algo fundamental, por eso hemos instado al Gobierno Central para que negocie con los Comunidades Autónomas con el objetivo de crear esa tarjeta para que, al menos en mínimos, todos los ciudadanos españoles estén equilibrados en derechos”.

Gustavo Samayoa también abordó el tema de la colegiación obligatoria y manifestó su apoyo en este asunto porque “para los ciudadanos, la profesión médica colegiada es una garantía para saber que cuando se acude al médico, detrás hay un garante que controla esa asistencia sanitaria y a ese profesional, para que sus servicios sean óptimos”.

Expresó su satisfacción por la disposición de la OMC para poder llevar a cabo convenios de colaboración, con el objetivo de “acercar a los ciudadanos la actividad de los profesionales médicos, cuáles son sus obligaciones y cómo lo están haciendo, algo que repercutirá en una mayor confianza del ciudadano en la asistencia sanitaria”.

El presidente de Consejo de Consumidores y Usuarios también hizo referencia a otros temas importantes para los pacientes como son el consentimiento informado, la autorización previa y sus excepciones o la venta de medicamentos falsos en Internet, durante su ponencia.