Las personas que pasan más de seis horas y media sentadas en el trabajo presentan mayores índices de PRESIÓN ARTERIAL diastólica y de masa corporal, además de mayor resistencia a la insulina e inflamación, independientemente de la dieta seguida o de la actividad física realizada, de acuerdo a los resultados extraídos de un estudio realizado en Zaragoza.

Las personas que pasan más de seis horas y media sentadas en el trabajo presentan mayores índices de presión arterial diastólica y de masa corporal, además de mayor resistencia a la insulina e inflamación, independientemente de LA DIETA seguida o de la actividad física realizada, según los resultados extraídos del “Aragon Workers Health Study” realizado en Zaragoza.

La investigación, publicada en la Revista Española de Cardiología (REC), analizó la salud de 861 trabajadores que forman parte de la plantilla de la fábrica que GENERAL MOTORS posee en Figueruelas (Zaragoza), clasificando a los sujetos en tres grupos definidos según el tiempo que permanecían sentados: de dos a cinco horas al día; de cinco a seis horas al día; más de seis horas y media diarias.

Tras analizar los resultados, se observó que los trabajadores correspondientes al tercer grupo, los más sedentarios, presentaban un perímetro de cintura mayor y un ÍNDICE DE MASA CORPORALmás elevado (27,9 frente a 26,9 y 27,8 del primer y segundo grupo respectivamente). Además,mostraron un perfil lipídico más aterogénico con cifras más bajas de colesterol asociado a lipoproteínas de alta densidad (cHDL) y apolipoproteína A1 y mayor nivel de triglicéridos.

La médico de familia e investigadora del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS Aragón), Montserrat León-Latre, afirmó que estas cifras, sumadas a una mayor tendencia a la resistencia a la insulina e inflamación de manera independiente a la intensidad de la actividad física realizada, “hace que muy posiblemente podamos considerar a estas personas con un riesgo de padecer enfermedad cardiovascular más elevado que aquellas que pasan menos horas sentadas”.

Para la doctora, hacen falta estudios de calidad dirigidos a evaluar “con más exactitud” qué tipo de conductas sedentarias afectan más, a partir de cuánto tiempo consideramos que el riesgo aumenta, y cómo la instauración de tiempos de actividad entre sedestación prolongadas PUEDE disminuir ese riesgo.

Recomendaciones de la SEC

Con motivo de estos resultados, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) recomienda a aquellas personas que pasan su jornada laboral sentadas que se levanten cada dos horas y realicen estiramientos, además de mantener UNA DIETA equilibrada, no abusar del alcohol, no fumar y practicar habitualmente actividad física.

Según León-Latre, “todavía no ha podido aclararse la fisiopatología del sedentarismo, pero se cree que la influencia de la posición sedente prolongada por una falta de contracción muscular provoca una disfunción de la regulación de la lipoproteinlipasa que puede favorecer el desarrollo de arterioesclerosis, lo que a su vez es causa de problemas cardiovasculares”.

El sedentarismo ya está considerado como el cuarto factor de riesgo cardiovascular según la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo el responsable del seis por ciento del total de defunciones que se producen, lo que se traduce en el fallecimiento de tres millones de personas a nivel mundial. Por delante del sedentarismo se encuentra la hipertensión, el tabaquismo y el exceso DE GLUCOSA EN SANGRE, siendo los responsables del 13 por ciento, nueve por ciento y seis por ciento del total de defunciones respectivamente.

A raíz de las conclusiones del trabajo, los autores han puesto de manifiesto la necesidad de ampliar el concepto de sedentarismo. Así, expusieron que “no debería relacionarse únicamente con la inactividad física, sino también con las HORAS que pasamos sentados”.

Fuente: Medicosypacientes.com