El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha decidido dar a las comunidades autónomas flexibilidad en la fecha de aplicación del copago de fármacos hospitalarios ambulatorios, que dependerá de que estén preparados para gestionar su implantación, tal como lo transmitió en la comisión de Farmacia del Consejo Interterritorial de Salud

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha decidido dar a las comunidades autónomas flexibilidad en la fecha de aplicación del copago de fármacos hospitalarios ambulatorios, que dependerá de que estén preparados para gestionar su implantación, tal como lo transmitió en la comisión de Farmacia del Consejo Interterritorial de Salud, que reúne a responsables del ministerio y a comunidades autónomas.

Según explicaron fuentes del Ministerio, en la reunión se pudieron haber barajado varias fechas, entre ellas se ha hablado de noviembre, diciembre o incluso enero, sin embargo “no se ha establecido ninguna fecha” como límite para su aplicación; por el contrario, señalan las mismas fuentes, “las CCAA irán poniendo en marcha esa aportación del usuario a medida que vayan estando preparadas”.

Al parecer, dicha reunión estaba prevista desde hace más de un mes y que tenía entre los puntos a tratar la aportación del usuario en los medicamentos financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS), los responsables de Sanidad han pedido a las CCAA que “aportaran fechas orientativas” en las que pudieran estar preparas para comenzar a aplicar la medida, así han sido las comunidades autónomas las que han pedido “flexibilidad” para su aplicación dentro de las fechas antes barajadas.

Por otra parte, las mismas fuentes han querido recordar que la aportación del usuario en farmacia hospitalaria está oficialmente vigor desde diciembre del año pasado,” cuando se equiparó la receta médica con la orden de dispensación hospitalaria, dando vía libre a la aportación del usuario”.

Del mismo modo, recuerdan que lo que este martes entra en vigor es una la resolución del ministerio para que estos medicamentos sean de aportación reducida, de modo que los pacientes que necesitan ese tipo de medicamentos nunca aporten más del 10 por ciento del precio fijado del medicamento, con un máximo de 4,20 euros.

www.medicosypacientes.com