La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha alertado de que el porcentaje de pacientes con diabetes que requieren hospitalización se ha multiplicado por dos en los últimos años siendo el 13% los diabéticos hospitalizados y el 27% en los servicios de Medicina Interna. 

Actualmente se estima que un 14% de la población adulta española padece diabetes, cifra que puede duplicarse en las próximas décadas debido a, principalmente, los cambios en el estilo de vida (el sedentarismo y la dieta inadecuada son fundamentales), el incremento de la obesidad y el envejecimiento poblacional, según ha afirmado la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) quien ha puntualizado también que la diabetes es una de las pandemias de más rápido crecimiento en la historia de la humanidad.

En concreto, el porcentaje de pacientes con diabetes que requieren hospitalización se ha multiplicado por dos en los últimos años, siendo el 13% los diabéticos hospitalizados, un porcentaje que alcanza el 27% en los servicios de Medicina Interna.

Según el doctor Ricardo Gómez Huelgas, coordinador del Grupo de Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), “la diabetes es una enfermedad sistémica que, como consecuencia de la hiperglucemia (la elevación del azúcar en la sangre) y de otros factores de riesgo asociados, como la obesidad, la hipertensión arterial o la dislipemia, puede afectar a múltiples órganos y sistemas. Por ello, es importante que a los pacientes se les aborde de una manera integradora, tal como defiende la Medicina Interna”.

Las personas con diabetes tienen más riesgo de necesitar hospitalizaciones, principalmente por enfermedades cardiovasculares, pero también por otras patologías  como cáncer, infecciones, pancreatitis o fracturas de cadera, entre otras. Además, tienen en conjunto un peor pronóstico y un mayor riesgo de complicaciones, de estancias prolongadas y de mortalidad. Por todo ello, los pacientes diabéticos hospitalizados deben ser considerados pacientes de “alto riesgo”.

Diferentes estudios han evidenciado que tanto las elevaciones importantes del azúcar en sangre (hiperglucemias) como los descensos de glucemia por debajo de sus niveles normales (hipoglucemias), se asocian a más complicaciones y a mayor mortalidad en los pacientes hospitalizados.  Por tanto, resulta de gran importancia que los pacientes con diabetes mantengan unos niveles de glucemia bien controlados durante su estancia hospitalaria. “Para conseguirlo, la gran mayoría de los pacientes con diabetes requieren tratamiento con insulina”, ha afirmado el Dr. Gómez Huelgas.

Sin embargo, existen pocos estudios que hayan analizado cómo se trata a los pacientes con diabetes en el medio hospitalario, cuál es su grado de control y con qué frecuencia presentan hipoglucemias. “El estudio MIDIA (Medicina Interna y DIAbetes) es el primero de estas características que se va a realizar en nuestro país y puede proporcionar información muy relevante que ayude a mejorar el tratamiento de los pacientes con diabetes durante su hospitalización”, ha concluido.

En este sentido, y coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Diabetes el próximo 14 de noviembre, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) pondrá en marcha un estudio para conocer cuál es el grado de control de los pacientes hospitalizados con diabetes y las complicaciones derivadas del tratamiento.