Una investigación reciente ha descubierto una nueva técnica para que los niveles de presión arterial sistólica desciendan y se mantengan estables pasados dos años y medio.

Un reciente estudio del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre de Madrid ha empleado un nuevo método que reduce la tensión arterial de forma casi definitiva y disminuye así el uso de medicamentos.

Este método se ha presentado en Málaga, durante un encuentro de especialistas de hipertensión, encabezado por Luís Miguel Ruilope, líder de este estudio y jefe del Servicio de Investigación de la Unidad Cardiovascular del Hospital 12 de Octubre.

El tratamiento se denomina denervación renal, y disminuye la conducción a través de los nervios, de manera que los mecanismos reguladores del propio cuerpo se activan para reducir la presión arterial, que alcanza hasta 28 mmHg. La técnica consiste en la aplicación de un catéter de denervación renal, mediante una pequeña actuación mínimamente invasiva, que emite descargas de radiofrecuencia de baja intensidad en el perímetro de las dos arterias renales para desactivar las terminaciones nerviosas responsables de la hipertensión renal.

De esta forma, se accede a la arteria renal a través de la arteria femoral con un catéter guiado con rayos X, equipado con varios electrodos que producen de 8 a 12 impactos en la arteria, obteniéndose resultados de forma inmediata. Así, el paciente podrá reducir parte de la medicación y no perderá nivel alguno de fluidez en el riego sanguíneo, consecuencia que siempre aparece con el uso de los fármacos.

A partir de este método se pueden prevenir patologías como la enfermedad vascular cerebral y la cardiopatía isquémica, causa común de muerte e incapacidad, además de otros problemas neurológicos y cardiológicos.

www.diariomedico.com