El director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, ha defendido que parte del liderazgo mundial de España en materia de donación y trasplante de órganos se basa en la colaboración entre comunidades, como demuestra que cada año uno de cada cuatro trasplantes, un 22,5 por ciento, se realice con órganos procedentes de otra comunidad.

“Todos ganamos cuando vamos unidos”, defendió durante su intervención en el desayuno del Foro España Innova, donde ha aseverado que “ninguna comunidad por si sola conseguiría ni de lejos los resultados tan cuantitativos ni cualitativos que consigue yendo con las otras 16 en la misma dirección”.

Prueba de ello, según ha resaltado, es que hasta el 42 por ciento de los trasplantes realizados en la Comunidad de Madrid, el 26 por ciento de los de Cataluña o el 33 por ciento de los de Galicia se hacen con órganos donados en otras comunidades.

“Estas comunidades reciben bastantes más órganos que los que envían porque tienen más centros de referencia, y sus equipos tienen criterios más avanzados y trasplantan órganos que no son utilizados en sus lugares de origen”, ha defendido Matesanz.

Y otras como Castilla-La Mancha, Castilla y León, Asturias o La Rioja, que tienen los mayores índices de donación, los envían a otros lugares donde a su vez van sus pacientes a recibir tratamiento.

Preguntado por si se trataba de un mensaje contra la propuesta independentista de la Generalitat de Cataluña, Matesanz ha reconocido que “no acusa a nadie” sino que se ha limitado a “exponer realidades”.

“Cataluña tiene equipos muy desarrollados y tiene muchos centros de referencia, pero en una Europa que tiende a ir cada vez más unidos, una microorganización de trasplantes sería un paso atrás, y eso no es una advertencia sino una realidad”, manifestó.

El modelo ha podido “saltar por los aires” más de una vez

Durante su intervención, Matesanz también destacó que el sistema español de trasplantes ha estado “a punto de saltar por los aires en más de una ocasión”, y ha recordado el reciente intento de compra de órganos de un ciudadano libanés en España o el caso de la empresa alemana que quiso hacer negocio con la donación de médula ósea hace un par de años.

No obstante, ha reconocido que “el riesgo no ha desaparecido” y advierte de que cualquier intento de privatización o cambio de modelo que se quiera impulsar no se hará con él dentro –“Eso que quede muy claro”, aseveró– y confía que se hiciera “después de una meditación muy clara de las consecuencias y no por la presión de determinados “lobbies” con unos intereses económicos muy claros”.

En este sentido, ha criticado que haya “francotiradores” contra el modelo español, tanto internos como externos, que tratan de desprestigiarlo con falsas afirmaciones sobre su organización.

Además, ha alertado de que otra de las amenazas que tiene el sistema español de trasplantes es su “utilización política” y ha mostrado su preocupación por la “banalización” de la figura del coordinador autonómico de trasplantes.

Rechaza la politización de los coordinadores de trasplantes

“Existe el riesgo de que algunas comunidades, en el ejercicio de sus competencias, nominen como responsables a personas que no tienen la más mínima experiencia en este campo, lo que choca con el espíritu de la ONT, que exige un técnico que esté preparado y que tenga experiencia”, ha defendido.

Matesanz no ha querido “meter el dedo en el ojo” a ninguna comunidad pero ha reconocido que aquellas que “realmente están funcionando” son “las que tienen al frente a personas que llevan bastantes años realizando esta actividad, que saben cuál es su trabajo, no son unos recién llegados a este campo”.

Prueba de ello es Castilla-La Mancha, que ha crecido muchísimo, y otras como La Rioja, Cantabria o País Vasco, donde llevan muchísimos años con el mismo coordinador.

“Lo peor de todo es creer que las tasas de donación son fruto de la realidad o caen del cielo, pero las cosas nunca ocurren por casualidad”, aseguró.

Asimismo, el director de la ONT ha reconocido que de cara al futuro también se deberá realizar “un esfuerzo importante” para renovar a toda la generación de profesionales que se ha encargado del éxito del modelo español y contratar médicos jóvenes que realicen estas intervenciones.

Recordando además que otra de las claves del éxito español es su relación coste-beneficio, basada en los sueldos de los profesionales, que son “bastante inferiores” a los de otros países. “Hay una leyenda urbana de que los cirujanos de trasplantes cobran mucho, pero no es cierto”, ha insistido.

Por último, el director de la ONT se ha mostrado confiado en que la tasa de donación y trasplantes sigan creciendo este año y reconoce que para ello es necesario “seguir reinventándose continuamente”.

www.medicosypacientes.com