El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha pedido al Ministerio de Empleo y Seguridad Social aumentar los apoyos e incentivos a los trabajadores con discapacidad que se establecen como autónomos, para fomentar esta vía de incorporación al mercado de trabajo.

Ante el anuncio por parte del Gobierno de que se va a revisar el contenido de la Ley del Estatuto del trabajo autónomo, aprobada en 2007, el Cermi ha remitido al ministerio que dirige Fátima Báñez un documento de propuestas de mejora del marco de incentivos existente a los trabajadores autónomos con discapacidad, para que sean incluidas en la reforma legal.
Entre las medidas planteadas por el Cermi, está la de que “las reducciones en las cotizaciones de los trabajadores autónomos con discapacidad a la Seguridad Social alcancen el 100 por 100 de la cuota y se hagan indefinidas, ya que actualmente solo llegan al 50 por 100 y únicamente durante un período de cinco años”.

Además, el Cermi propone que los incentivos a trabajadores autónomos con discapacidad se extiendan a aquellos que ya pertenecen al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, y adquieren una discapacidad sobrevenida y continúan en su actividad productiva. En estos momentos, solo pueden acogerse a ayudas los trabajadores con discapacidad previa que se establecen como autónomos, lo que, en opinión del Cermi, “representa una limitación injustificada”.