El Gobierno quiere intensificar la actividad planificada de la Inspección de Trabajo para comprobar las condiciones de trabajo de los trabajadores inmigrantes en aquellos sectores en los que su presencia es mayor, según se recoge en el borrador del Plan Director contra la Explotación Laboral 2018-2020

Esta es una de las medidas que el Gobierno se plantea impulsar para luchar contra la vulneración de derechos fundamentales de los trabajadores de colectivos especialmente vulnerables, cuya vigilancia “estima necesario potenciar”.

“El ordenamiento jurídico español contiene la prohibición de cualquier tipo de discriminación, haciendo hincapié en algunas circunstancias, como la edad, discapacidad, el origen, incluido el racial o étnico, estado civil, condición social, religión o convicciones, ideas políticas o la orientación sexual o identidad de género”, se argumenta en el Plan Director que el Gobierno pretende poner en marcha en el mes de agosto.

Respecto a los trabajadores inmigrantes, en el plan se tacha de “imprescindible” que su inserción e integración en el ámbito laboral “se haga en estrictas condiciones de igualdad en relación con los trabajadores nacionales”. En este contexto, subraya que se han incrementado las actuaciones planificadas por la Inspección de Trabajo para “vigilar” que las condiciones laborales de este colectivo “no sean discriminatorias”.

Así pues, con el objetivo de ejecutar un plan de actuación para mejorar la protección de los trabajadores inmigrantes que residen en España, el Plan Director contempla intensificar la actividad de la Inspección de Trabajo para comprobar sus condiciones de trabajo en los sectores en los que su presencia sea mayor.

El Gobierno también quiere que se redacte y ponga a disposición de los inmigrantes formularios de denuncias ante la Inspección de Trabajo en diferentes idiomas “para que la lengua no sea una barrera a la hora de poder ejercer acciones en protección de sus derechos”. Asimismo, se promoverán acciones de sensibilización para “suscitar la reflexión de la importancia del cumplimiento de la normativa social y del principio de igualdad”.

TRABAJADORES CON DISCAPACIDAD

Otro de los colectivos vulnerables incluidos en este Plan Director son los trabajadores con discapacidad, para los que el Gobierno propone medidas para conseguir la mejora de su empleabilidad y de sus condiciones de trabajo.

Según se recalca en el documento, la Inspección de Trabajo viene desarrollando todos los años una campaña específica para comprobar el cumplimiento de la cuota de reserva en el empleo obligatoria en favor de este colectivo. Para intensificar la actuación en este ámbito, el Plan Director recoge que en el marco de esta campaña anual se incremente “la efectividad de las actuaciones inspectoras”.

Además, controlará los posibles supuestos de discriminación de los trabajadores de los centros especiales de empleo respecto de trabajadores que realicen la misma actividad, con salarios inferiores al convenio colectivo de empresa usuaria o sector.

También prevé realizar acciones de sensibilización que busquen la concienciación en el ámbito de empresas y trabajadores sobre las ventajas de contratar y trabajar con personas con discapacidad.

Por último, el Gobierno establece medidas para el colectivo LGTBI en este Plan director en el que insta a realizar, por primera vez, acciones específicas de vigilancia del cumplimiento del principio de igualdad y no discriminación, concretamente por razón de orientación sexual o identidad de género.