Son los datos que arroja la operación “El salario de las personas con discapacidad, 2012” del Instituto Nacional de Estadística.

Los datos que arroja la operación “El salario de las personas con discapacidad, 2012” del Instituto Nacional de Estadística, hecha pública, son elocuentes e indican que la situación de exclusión y discriminación laborales que padece este grupo de población, no solo  se refiere al acceso al mercado de trabajo, no únicamente es de graves barreras de entrada, sino que se proyecta también a las pocas que aún ingresan en el mundo del trabajo. Una de estas evidencias es la relativa al nivel retributivo, los trabajadores con discapacidad sufren brecha salarial por motivo de su discapacidad, están por debajo en remuneraciones que los trabajadores sin discapacidad.

He aquí una muestra palpable de esa exclusión estructural que alcanza a las condiciones laborales y entre ellas a las retributivas.

Esta sería el dato más concluyente del informe correspondiente al año 2012, pero hay otros que llaman la atención. Se aprecia. como consecuencia de la crisis, una reducción generalizada del nivel retributivo, en los trabajadores con discapacidad, que han perdido capacidad de renta (menso ingresos salariales), por los reajustes retributivos derivados de los efectos de la crisis en las empresas, que han perjudicado a los trabajadores.

Un dato alentador es que la brecha entre trabajadores y trabajadores con discapacidad, existiendo, es mucho menor que entre trabajadores y trabajadoras sin discapacidad, la discriminación por razón de sexo es más limitada.

Otro indicador de interés es que la brecha general de los trabajadores con discapacidad respecto de los que no tienen discapacidad, se reduce hasta desaparecer e invertirse, a favor de los trabajadores con discapacidad, cuanto estos tienen formación superior, aquí el nivel retributivo es superior para los trabajadores con discapacidad. O sea la cualificación es un factor determinante no solo para acceder al empleo, sino para disfrutar dentro de él de mejores condiciones laborales, incluidas las salariales”.