Odismet, el Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo de Fundación ONCE, se ha convertido en una herramienta muy útil e integradora de toda la información relativa a las personas con discapacidad y su relación con el empleo, así como en un referente para el mundo académico, asociativo, institucional y empresarial, según informan Fundación ONCE e Inserta Empleo, coincidiendo con la próxima celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el 3 de diciembre.

Además, cuenta con un banco de datos con casi cien indicadores, 14 de los cuales son interactivos, de forma que el usuario puede generar consultas a medida, y con más de 130 títulos en su biblioteca virtual. Asimismo, dispone de epígrafes específicos para género, edad y comunidades autónomas, y ofrece información segmentada por distintas variables que proporcionan datos para subgrupos concretos.

Los análisis evolutivos de cada indicador posibilitan un seguimiento sencillo y continuado de los avances alcanzados en integración, y los archivos adjuntos descargables en Excel y PDF de cada indicador facilitan la accesibilidad a la información.

En definitiva, Odismet es una plataforma que se conforma como el principal referente para el análisis del empleo de las personas con discapacidad a nivel estatal, ya que procura simultáneamente gestión del conocimiento y sensibilización hacia este colectivo en numerosos ámbitos.

Odismet se enmarca en los programas operativos de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) y de Empleo Juvenil (POEJ), que Fundación ONCE desarrolla a través de Inserta, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil, para incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.

RADIOGRAFÍA DE LA DISCAPACIDAD

En España hay un total de 1.840.700 personas con discapacidad en edad laboral, un colectivo que crece de manera constante y que este año registró 65.900 personas más que el anterior ejercicio. En cuanto a su edad, el 70% tiene entre 45 y 64 años.

Sólo una de cuatro personas con discapacidad tiene empleo y entre las que están paradas, el 56% lo son de larga duración. No obstante, durante el año 2017 se realizaron 308.376 contratos a personas con discapacidad. Las mujeres acumularon el 38,4% y los jóvenes el 6,8%, datos que evidencian la multidiscriminación dentro del colectivo. Además, a pesar de la existencia de contratos indefinidos bonificados, el 90,3% fueron temporales, y la contratación en centros especiales de empleo aglutina el 25% del total.

SALARIO

El salario medio bruto anual de las personas con discapacidad se sitúa en 19.298 euros, 3.976 menos que la población sin discapacidad. Desde 2010, este sueldo medio se ha reducido en 1.265 euros, y en el caso de las mujeres, los jóvenes y aquellos con discapacidad intelectual, la reducción salarial es aún mayor. La tasa de autoempleo del colectivo se sitúa en el 12%, lo que supone 4,7 puntos porcentuales menos que el resto de la población.

El Observatorio destaca que el 30,9% de las personas con discapacidad en edad laboral se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, y el hecho de tener un empleo remunerado no garantiza una situación económica solvente para el 14,5% de ellas.

FORMACIÓN

El 56,2% de las personas con discapacidad en laboral cuentan con estudios de nivel secundario, lo cual apunta a una mejora relevante en su cualificación, puesto que en 2008 el dato era del 38,4%. Por género, las mujeres tienen estudios superiores en mayor proporción que los hombres (16,8% frente a 13,6%). Además, hay 206.493 alumnos con necesidades educativas especiales y un 83% de ellos, cursan sus estudios en centros de carácter integrado.

Fuente: Servimedia