La Comunidad de Madrid ha incrementado desde el inicio de la Legislatura en un 56 por ciento los fondos destinados a la integración laboral de las personas con discapacidad para facilitar su empleabilidad.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, en total, y de cara al próximo año 2019, el presupuesto ascenderá a 55,3 millones de euros, “un claro indicador de que generar oportunidades laborales para estos ciudadanos es una prioridad para este Gobierno”.

Así lo ha destacado el viceconsejero de Hacienda y Empleo, Miguel Ángel García Martín, durante su intervención en la Jornada COCEMFE ‘Empresas Inclusivas. Beneficios y nuevas oportunidades en la legislación para las empresas y las personas con discapacidad’.

Según ha explicado, una primera línea de actuación se basa en la reserva de contratos públicos “para Centros Especiales de Empleo de iniciativa social y Empresas de Inserción, que se ha fijado en un 8 por ciento del presupuesto total de los contratos de servicios de carácter social, cultural y de salud”.

Este porcentaje “se incrementará hasta un 10 por ciento a los cuatro años de la entrada en vigor del acuerdo” y la segunda vertiente está vinculada al desarrollo de las medidas incluidas en la Estrategia Madrid por el Empleo, para las que se han destinado los 55,3 millones referidos.

Con estos fondos se garantizarán, por ejemplo, “los incentivos de hasta 10.000 euros para la contratación de personas con discapacidad en empresas ordinarias; las ayudas de hasta 6.500 euros para financiar los costes laborales y de Seguridad Social de preparadores laborales que prestan apoyo a los trabajadores con necesidades especiales; o las ayudas para la creación y mantenimiento del empleo en los Centros Especiales”.

En este sentido, y en relación a los Centros Especiales de Empleo el Ejecutivo madrileño reseña que el Consejo de Gobierno de ayer aprobó destinar 50 millones de euros a las ayudas para cubrir, en 2019, el 50 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional de las cerca de 12.500 personas que este momento trabajan en estos centros.

Además, el año que viene también se reforzarán ayudas dirigidas a las Unidades de Apoyo de los Centros Especiales de Empleo y también aquellas acciones dirigidas a fomentar el autoempleo entre este colectivo, con ayudas de hasta 4.500 euros para sufragar los costes iniciales de la puesta en marcha de la actividad; y de 10.000 euros cuando se trate de incorporación de personas con discapacidad como socios en cooperativas y sociedades laborales.