Refuerzo de las inspecciones laborales en la Comunidad de Madrid y control del registro de jornada

inspeccion-trabajo
0

La Consejería de Economía intensificará la supervisión del empleo irregular, las horas extras sin cobrar y abusos en la contratación

La Comunidad de Madrid va a reforzar las inspecciones de trabajo en 2020 con 62.182 actuaciones que se intensificarán en determinados sectores. En concreto, se hará especial hincapié en supervisar las actividades que puedan suponer una exposición a materiales con amianto, se vigilará el cumplimiento de los planes de igualdad y se aumentará el control sobre los centros especiales para la inserción laboral de las personas con alguna discapacidad.

«Este plan pretende aflorar el empleo irregular, los falsos contratos, falsa/os autónoma/os, las empresas fantasmas, las horas extras que no se cobran y perseguir los abusos de todo tipo», señala el consejero de Economía, Ciencia, Competitividad y Empleo, Manuel Giménez. «Luchar contra el fraude laboral es luchar contra la precariedad, la siniestralidad, la desigualdad y la brecha de género y es apostar por unas condiciones laborales justas para todos», apostilla.

Dentro las novedades de esta tarea de inspección, que se realiza en colaboración con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, está la puesta en marcha de una campaña para investigar las denuncias por registro de jornada, que es obligatorio en todo el país desde el pasado mes de mayo. La previsión inicial es que en la región se realicen en torno a 300 comprobaciones de su aplicación.

Entre las prioridades del Gobierno autonómico estará también la prevención de riesgos laborales en los sectores con mayor incidencia de accidentes, especialmente el de la construcción, para lo que las visitas a obras se incrementarán hasta 2.300, un 13% más. Entre diciembre de 2018 y noviembre de 2019 se registraron 317 accidentes graves en la región en los que fallecieron 47 trabajadores, según los datos de CCOO Madrid.

Además, se pondrá particular énfasis en evitar «el abuso y el fraude» en la utilización de los contratos a tiempo parcial y para garantizar la «igualdad efectiva» entre hombres y mujeres. En paralelo, se supervisará la situación de trabajadora/es extranjera/os para «evitar su contratación ilegal o la vulneración del principio de igualdad de trato en sus condiciones de trabajo», principalmente en los ámbitos inmobiliario, comercial y de la hostelería.

Según explican en la Consejería de Economía, todas estas actuaciones han sido «consensuadas por la/os agentes sociales más representativos de la región, los sindicatos CCOO y UGT y la patronal Ceim-CEOE», y a ellas se sumarán «todas aquellas que soliciten por parte de los trabajadores de la Comunidad de Madrid o de sus organismos públicos». «Es fundamental que evaluemos el resultado de las inspecciones que se han hecho en el pasado para mejorar y ajustar las de este año», concluye el consejero.

Fuente: Diario El Mundo