Seis de cada 10 empresas utilizan sus programas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) para integrar laboralmente a personas con discapacidad, según un estudio de la Fundación Sociedad y Empresa Responsable (Seres) y de Deloitte.

El 87% de las empresas analizadas en el V Informe del Impacto Social de las Empresas, realizado por ambas entidades, integran en su plantilla a colectivos desfavorecidos, especialmente a personas con discapacidad.

En el estudio han participado 77 empresas que forman parte de Seres y que suman algo más de 1.400.000 empleados. Entre estos trabajadores hay 118.242 con discapacidad, un 84,75% más que en 2016.

El empleo es el ámbito en el que las empresas realizaron más proyectos de RSC o Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en 2017. El 23,78% de los proyectos de estas corporaciones se destinaron al empleo, incluidas las iniciativas de integración laboral, seguido de la educación, con un 14,02% de los proyectos, y la salud, con un 12,71%.

En cuanto a la inversión, en cambio, los proyectos dirigidos a la educación han sido los protagonistas, con 192 millones de euros. Las iniciativas de empleo fueron las segundas, con 106 millones de inversión.

Otra iniciativa altamente extendida entre las empresas analizadas son los programas de voluntariado. Un 83% de las compañías cuenta con programas de RSE destinados a este fin. Además, en 2017 el 8,3% de los empleados de estas empresas ejercían como voluntarios, un porcentaje 1,9 puntos por encima del resultante en el informe de 2016.

Los representantes de Seres y Deloitte, además, celebraron que las corporaciones “apuestan claramente por la RSE”. Las empresas analizadas han realizado más de 9.000 proyectos de responsabilidad social en 2017, un 10% más que el año anterior.

“Hay una participación cada vez más activa de las empresas que indica que la acción social de las corporaciones ha venido para quedarse”, destacó la directora general de Fundación Seres, Ana Sainz.

El presidente de Deloitte, Fernando Ruiz, celebró la colaboración con Seres y remarcó que “la responsabilidad de las compañías va más allá de asegurar su rentabilidad”.

“Las empresas no pueden perder el foco que tienen puesto en las personas y en su contribución para lograr el progreso de la sociedad en su conjunto”, remachó.

Fuente: Servimedia