Contar con una titulación universitaria multiplica por más de dos la tasa de empleo de los estudiantes con discapacidad, según determina el último estudio sobre Empleabilidad y Discapacidad presentado recientemente por la Fundación ONCE y la UNED.

La presentación del estudio elaborado por la Fundación ONCE y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), contó con la participación de Consuelo Vélaz, vicerrectora de Estudiantes de esta universidad; y José Luis Martínez, director general de la Fundación ONCE; Nicolás Díaz de Lezcano, responsable del Área de Empleo de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE); Isabel Martínez Lozano,  comisionada para Juventud Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE.

Juan Antonio Moriano, director del Centro de Atención a Universitarios con Discapacidad de la UNED (UNIDIS), fue el encargado de presentar el informe en el que se recogen las demandas formativas y competencias requeridas por el tejido empresarial y se analizan los recursos que ofrecen las universidades para sus estudiantes, según comunicado de los organizadores.

En este sentido, el estudio, que tiene por título Estudio sobre la Empleabilidad de los Estudiantes y Titulados Universitarios con Discapacidad y sus Necesidades Formativas y de Aprendizaje para una Inclusión en Empleos de Calidad, revela las titulaciones más demandadas, cuáles son las nuevas habilidades personales y sociales que hoy piden las empresas, y cómo avanzan las profesiones digitales y los nuevos yacimientos de empleo dentro del área TIC.

Lo primero que revela el estudio, según recalcó Juan Antonio Moriano, es el desajuste que existe entre las competencias que demandan las empresas y la formación que desarrollan los estudiantes en la universidad, ya que mientras los universitarios con discapacidad se decantan por el área de Humanidades y Ciencias Sociales, las carreras con mayor salidas profesionales son las de Ingeniería, Informática, Arquitectura, Ciencias Empresariales y Económicas.

Por esta razón, el director del estudio subrayó que “las universidades deben mejorar la orientación sobre las titulaciones universitarias y aumentar la formación complementaria que ofrecen“.

Propuestas de mejora

El estudio apuesta por mejorar la comunicación entre empresas y universidades. Mientras que a las empresas les pide más formación en materia de discapacidad, a las universidades entrenar competencias transversales para el empleo.

Por su parte, José Luis Martínez subrayó la necesidad de promover actuaciones de fomento de la educación inclusiva y trabajar con las empresas, universidades, asociaciones de personas con discapacidad y con las administraciones públicas.

En este sentido, Martínez, dio a conocer alguna de las iniciativas que la Fundación pondrá en marcha este año, entre las que están: multiplicar por cuatro el programa de becas, incidir en las prácticas laborales y la puesta en marcha del plan “Primer Empleo” que tiene como objetivo apoyar a las empresas y apostar por el emprendimiento.

Nicolás Díaz de Lezcano insistió en que el informe sirve como punto de partida para seguir trabajando en mejorar la orientación, formación a empleadores y el impulso al emprendimiento, el cual “se encuentra en niveles muy bajos”, explicó el director de la Fundación ONCE.

También Isabel Martínez Lozano resaltó la importancia de este estudio ya que se ofrecen las claves para mejorar la empleabilidad de los universitarios con discapacidad.