Ya hay 130.000 bajas laborales por Covid-19 o aislamiento

2
0

La prestación por cese de actividad ya se ha solicitado por parte de

50.000 autónomos y el Gobierno diseña la renta mínima vital y estudia medidas para empleadas de hogar

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha anunciado hoy que su departamento ya ha concedido 130.000 bajas de incapacidad temporal a afectados por coronavirus o por situaciones de aislamiento ante la posibilidad de contagio o por estár en contacto con contagiados. Estas bajas se asimilaron desde el principio de la crisis a las bajas por accidente de trabajo o enfermedad profesional, por lo que la Seguridad Social se hace cargo de ellas desde el primer día.

Teniendo en cuenta que este tipo de bajas se han otorgado en su inmensa mayoría, por parte de los médicos de cabecera de los servicios regionales de salud, a trabajadores con sospecha o confirmación de haber sido infectados por el virus y, en menor medida, para ocupados en cuarentena, la cifra facilitada por Escrivá, es un relfejo más real de la expansión de la pandemia, que los casi 50.000 infectados que han dado ya positivo por los test realizados.

Además, hay que tener en cuenta que estas 130.000 bajas solo afectan a la población ocupada, que es aproximadamente la mitad, y en edad de trabajar, por lo que extrapolando este dato a toda la población la cifra de afectados podría inlcuso duplicar a la de trabajadores con baja laboral.

Asimismo, Escrivá ha confirmado que ya se han solicitado unas 50.000 prestaciones de cese de actividad por parte de profesionales autónomos.

Y ha avanzado que para las empresas que no opten por hacer Expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y, por tanto queden exoneradas de pagar todas o parte de las cotizaciones, la Seguridad Social aplicará de forma «particularmente flexible» los aplazamientos de pago.

El titular de Seguridad Social ha asegurado que «se han flexibilizado enormemente los procedimientos para solicitar la prestación por cese de actividad» a través de las mutuas. Concretamente ha explicado que el autónomo debe presentar una declaración de caida de ingresos de más del 75% respecto al promedio del semestre anterior y se le les otorgará la prestación y se evaluará después dicha pérdida de ingresos.

Además, Escrivá ha confirmado que el Gobierno está trabajando en el diseño de un ingréso mínimo vital, que estaba incluido entre los compromisos electorales de su Departamento, y que cuando esté «alicatado» se comunicará y se implantará, pero no ha dado más detalles ni de su contenido ni de los plazos para su aprobación.

Igualmente, el ministro ha explicado que el Ejecutivo está estudiando la afectación que está teniendo la crisis en el colectivo de las empleadas de hogar, para adoptar si fuera necesario «medidas adicionales» para estas trabajadoras, en su mayoría mujeres.

 

Escrivá también ha precisado que desde el área de Migraciones su ministerio está «agilizando» la autorización de permisos de trabajo a extranjeros que están ya en España y a los que están concediendo estos permisos express. De esto se beneficiará sobre todo el sector sanitario.