Pablo León es el presidente de la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades Renales de Ciudad Real (Alcer) y trasplantado de riñón. Recuerda con en 1997 comenzó a tener la tensión alta. No le dio demasiada importancia hasta que una subida descomunal obligó su hospitalización. Diagnóstico: enfermedad renal como posible consecuencia de la hipertensión. Relata que durante años mantuvo un buen estado de salud gracias al tratamiento que recibía, hasta que los riñones dijeron basta y en marzo de 2004 comenzó a recibir diálisis.

“Es una experiencia terrible el depender de una máquina a la que te conectan tres veces a la semana durante más de cuatro horas”, explica León, que recuerda el malestar constante que sentía. Durante esas horas enganchado a la máquina, la sangre entraba y salía de su cuerpo para ser filtraba y eliminar el exceso de líquido acumulado.

“Apenas puedes beber cuando tus riñones no funcionan, porque el cuerpo no puede eliminar ese líquido y durante la diálisis tienes que dejar esos tres o cuatro kilos acumulados durante el tiempo entre tratamientos”, recuerda el presidente de Alcer.

Reconoce que fue afortunado porque fue incluido un viernes de septiembre de 2004 en la lista de espera para un trasplante renal y recibió la esperada llamada al lunes siguiente. Apenas 48 horas después. Eran las 8:45 de la mañana cuando sonó el teléfono. Descolgó su esposa. Ambos se pusieron a llorar. Su hija, con nueve años, preguntó por qué lloraban, si iban a hacerle algo malo a papá. “No, hija, le van a hacer algo muy bueno”, rememora emocionado Pablo León.

Su vida dio un vuelco total. “Recibir un trasplante es sentir que la vida te vuelve a sonreir”, afirma Pablo León. Ganó una enorme calidad de vida y, ahora, como indica León, la tarea es no olvidar nunca tomar su medicación y llevar un estilo de vida sano, como cualquier otra persona que sigue unos hábitos saludables.

 


Ese agradecimiento eterno al donante lo tiene Pablo León siempre muy presente en su día a día. Por este motivo se vuelca con la asociación que preside para que todo el mundo conozca y sea consciente de la importancia de la donación de órganos: una práctica que salva vidas.


 

Fuente: Lanza Digital